Del Tintero


LA REELECCIÓN DE PORFIRIO DÍAZ A OSCAR LEGGS CASTRO

  • Otro periódo de presidente municipal

Por: Armando León Lezama

La reelección es desde tiempos de Porfirio Díaz, un sentimiento popular, de, «LE GUSTÓ EL PUESTO».

Me remonto hasta esa fecha porque el proyecto que enarbola el profesor normalista y actual presidente del ayuntamiento cabeño, en la parte sur del Estado de Baja California Sur, es, la mal llamada cuarta transformación.

Digo, mal llamada, porque desde la óptica de la izquierda mexicana, mayoritariamente no partidista, el único que estaría en su cuarta transformación, sería el PRI: 1929, PNR – partido nacional revolucionario. 1938, PRM – partido de la revolución mexicana. 1946, PRI – partido revolucionario institucional -.

Porque ni la independencia de México, se consolida aun; ni tampoco las leyes de reforma han dejado de ser letra santa.

Ni la revolución mexicana, bien llamada por historiadores: INTERRUMPIDA, llegó a su conclusión social.

Entonces, la duda asoma, si los neoliberales, nos dieron – ayudaron a llegar al poder presidencial de la histórica república mexicana, a uno con vestimenta de RESURGIMIENTO, un priísta a la medida del culto popular por la democracia representativa, con apertura con límite, para accionar solo en la elección constitucional a la ciudadanía.

Porque el poder no se comparte; se ejerce.

Es pues, que el ejecutivo sigue siendo unipersonal con pleyada legislativa, de gobiernos integrados al pacto federal en mayoría; asi como de gobiernitos municipales.

Lo que genera duda también para el auténtico pensamiento de la izquierda mexicana, que se gobierna «bien»; pero no se aprovecha para propiciar cultura de democracia participativa organizada entre la población.

No basta dar pescados; tienen que aprender a pescar.

Es decir, no depender de un.personaje que va de.paso – aunque su trabajo es bien calificado -.

La organización social es lo que hace posible tener muros de fortaleza entre el pueblo y su relación con los poderes públicos.

Es lo que permite lo perdurable; sobre lo recurrente de gobiernos de paso.

Por ello, ciudadano Oscar Leggs Castro, presidente del ayuntamiento cabeño en la Baja California Sur, México, si ejerce la reelección de su cargo, no sea únicamente para bien administrar.

Necesitámos transformar las ciudades, pueblos, comunidades, no ganándo encuestas patito de corte nacional.

Necesitamos provoque cultura de cambio de actitudes, necesitamos no ir atrás de los problemas; sino adelante.

Porque si solo se limita a administrar y a trabajar sin mapa de ruta, es como si se trabajara con más de lo mismo.

Y se trata de instaurar un nuevo México.

Va más o menos; falta ser visionario y lograr ser un líder no únicamente de los morenos, sí al menos de Los Cabeños.

La presidencia municipal no debe ser nada más trampolín político.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s