En la Opinión de Alfredo González


Una Digna Despedida a un Periódico

Aparecía el sol cuando este periódico dio sus primeras luces y lenta pero paulatinamente fue apoderándose de la atención de los lectores.

El Peninsular ha logrado aglutinar en estas últimas tres décadas a periodistas que con sus errores e imperfecciones han sabido defender la libre expresión de las ideas, marcado claramente por el articulo correspondiente en la Constitución General de la República y en la Carta Estatal.

Desde esta óptica debemos decir que ha cumplido con creces este medio informativo. Circunstancias mucho muy estrechas han obligado a la empresa a mantener el diarismo y en un principio se había acordado que aparecería únicamente los viernes como semanario, sin embargo eso no está definitivamente decidido.

Hemos extrañado ausencias mucho muy definitivas para el quehacer diario de este medio informativo: la recién partida de Jesús Chávez Jiménez, siempre propugnando por hacer el bien sin saber a quién. En igual forma la partida de Fernando Amaya Guerrero que seguramente ya se ha de haber encontrado en otro plano astral con nuestro viejo amigo Bernardo Arellano, Alberto Antuna, la ausencia física de Benedicto Hernández Zepeda y otras plumas valiosas con un brillo difícil de opacar.

Casi veinte años hemos hecho correr la pluma por entre sus páginas. Y agradezco profundamente las facilidades y el no vetar remates periodísticos a gente indeseable por su director general Salvador Estrada Piñuelas que fue director general de información, Humberto Zamora Ruiz que al igual que todos sus antecesores como Eliseo Zuloaga Canchola y otros, han trabajado a la altura de las circunstancias.

En diversas ocasiones nos vimos en la necesidad de enfrentar los resbalones oficiales. En especial los de un señor que marcó como pan cotidiano los resbalones institucionales, barriendo con todo principio de legalidad y de paso convertirse en procurador general de justicia y presidente del tribunal superior de justicia.

El principio de autocracia de esta tierra nace con un señor que dice llamarse “Ingeniero” y sus abreviaturas son Narciso Agundes Montaño, hoy un político reciclado y desfasado que no obstante haberse enriquecido en su paso por el gobierno, hoy desea retornar a las andadas y maneja como un muñequito de teatro guiñol a su antojo y condición a su hijo que tiene una representación en el congreso del estado. En su momento tuvimos la oportunidad de colocarlo exactamente en el lugar que le correspondía. Si hoy tiene porristas que quieren convertir en un político de polentas a un individuo que no merece más que el desprecio de esta sociedad, muy su gusto porque la libertad hasta para eso da. Para transformar hampones en héroes y hombres que deberían erguirse y no mostrar la espalda de plastilina. Aún creen en una deidad que fue y seguirá siendo en caso dado un baldón para el pueblo y el estado de Baja California Sur.

La Paz Baja California Sur, Noviembre 30 de 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s