Ángelus otoñal


Por: Alfredo González González

Entre nubes semi cálidas se despide el penúltimo mes del año, antesala del mes blanco, bueno, y que el doceavo capitulo se está despidiendo poco a poco del año que nos va diciendo adiós.

Los informes municipales están tal y como estaban previstos. En la Paz los señalamientos de la señora Quiroga fueron cimentados en reclamos y acusaciones a los antecesores, en tanto surgió de la parte sur del estado, tuvo destellos propios, y el sello distintivo fue no cometer la inmadurez de echarles la culpa a los otros. Pero Oscar Legss tiene los niveles de la prudencia y las obras saltan a la vista.

Por lo que respecta Edith ya no podemos decir más que lo que dijimos ayer. Altera las reglas de urbanidad para dar las gracias.

El informe del gobernador del estado se pospuso para dar paso a una modalidad de que será en los cinco municipios y así de esta manera de acuerdo a las funciones que le corresponde a los jefes de estado tendrán que dar un informe veraz. Es la primera vez que esto acontece y sirvió también para sin que lo anterior sea peyorativo para nadie de que el secretario particular del gobernante en un concentrado día la forma en que trata a los ciudadanos.

Lo anterior hace referencia a casos en que niega la presencia del gobernante y comete el error de decir que él no tiene tiempo, que este ocupado en reuniones.

Con esta determinación y tomando una posición que no le corresponde, el secretario particular comete la falta de mentir.

Al finalizar el cuarto intento de un joven que de muy niño había visto el gobernador su progreso se retiraba cuando se encontró en su recorrido al señor gobernador que iba llegando. El muchacho le explicó la situación e invitó a que subiera las escaleras de nuevo con él. Al tenerle en frente al particular le dijo en una interrogante: ¿tampoco tienes tiempo para mí?

Esta situación de ser cierta, señala con claridad la forma en que se desempeña una persona que está al servicio del jefe mayor del Gobierno del Estado. Es de lamentarse.

La expresión más acdoc sería un fragmento de la composición de Renato López Reduc: Sabe a virtud el de perder el tiempo. Como me pesa estar perdiendo el tiempo. Hay que darle tiempo al tiempo y no recordar la forma inicua de perder el tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s