En la Opinión de Alfredo González


De secretario de estado a cachorro de aguas

De pronto nos encontramos que funcionarios de alto rango del gobierno federal se convierten en personajes monitoreados por el Presidente de la República. Tal es el caso del señor que dicen que es el secretario de gobernación y que se transforma también en una locutora llamada “La Rosa de Tokio” cuando a través de una estación de un submarino nombraron mensajes con una dulce voz de un inglés perfeccionado a marinos de barcos también en el océano. Los mensajes eran con una música especial de los cuarenta el siguiente: “¿Qué pensaran los soldados norteamericanos si supieran que sus esposas se pasean por los muelles de San Diego California buscando quien supla sus ausencias”?. Era un brutal impacto psicológico para reducir la moral de los norteamericanos.

Hay ciertos paralelismos entre la misión de La Rosa de Tokio y el político mexicano consistente en romper la resistencia de dignidad de integrantes del frente opositor a que se destruya el INE y liberar el paso a un dictador.

Es en estos momentos cuando toma tintes de cinismo las acciones cuando el tlatoani mexicano y paniaguados que lo llevan al desfiladero tratan de minimizar las acciones de los opositores al régimen además cuando lo hacen los opositores dentro de los márgenes de la ley. No se vale. Muchos observamos los ríos de gente que fluían de sur a norte y de este a oeste por todo el paseo de la reforma y simultáneamente los estados de la republica manifestaban su repudio por el golpe bajo a la constitución y a la única institución que no han podido doblar los integrantes de un gobierno espurio que a la vista salta que no desean perder las elecciones pues finalmente seguirán siendo los que estén tras bambalinas o irán como los cuervos de Acambaro, de canijos entre la parvada.

Nos encontramos en el pináculo de la dejadez política. Primero fabricaron delitos para provocar el linchamiento social y no estamos defendiendo a los vaquetones entre ellos Bartlett, Salinas, Peña Nieto y demás compinches. Pensamos más alto todavía. Es necesario que los partidos políticos seleccionen a los mejores hombres, con estudios psicométricos pero en cada uno de los expedientes encontramos empezando por el del señor presidente, el rey de la coca cola, el sínico de Peña Nieto, el libertador de los que comulgan penas como Calderón, las herencias que se vinieron dejando. En todos los partidos políticos hay gente positiva. Pero somos tan ciegos y tan collones que no nos animamos a formar equipos que le respondan al pueblo de México.

Han ido demasiado lejos. El lema: Si cae el INE tendremos que irnos mucho del país o bien dejar nuestros cadáveres porque cada vez más se encuentran restos humanos. El último causó de veras, la negación misma del género humano cuando se observa un perro con un cráneo humano y todo concluye cuando dice: “se abrieron los expedientes y se llegará a las últimas consecuencias. Idioteces”.

La frase de hoy: el que se lleva se aguanta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s