En Corto


EL IMPERIO CONTRAATACA : AHORA ES EL ROCK

Por Carlos González Muñoz

Hace cinco siglos la invasión llegó a bordo de La Niña, La Pinta y La Santa María. Venían por oro y plata. Ahora es a través del rock.

El pasado 29 de octubre en la CDMX, en un espacio cerrado destinado originalmente al Pentathlón militarizado pero acondicionado por su organizadores para funcionar como salón de fiestas clandestino, se efectuó un concierto que reunió a simpatizantes del nazismo, jóvenes que se distinguían por sus tatuajes nazis y cabezas rapadas.

Con información de La Jornada, quien recupera una nota del diario español El País, ahora se sabe que entre retratos de Hitler, suásticas y frases en alemán, un público conformado en su mayoría por jóvenes menores de 30 años, levantando el brazo derecho al estilo nazi, el grupo de rock de España llamado Batallón de Castigo, inició el concierto llamado “El Imperio Contraataca”, a ritmo de hatecore, género identificado como música de odio.

La convocatoria fue restringida. El boleto costó $1 580 pesos y la venta se realizó a través del sitio web de la Editorial Heilderberg, domiciliada en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, distribuidora de libros de extrema derecha, asistiendo solamente alrededor de doscientas personas.

Irreductible y Last Chance, son los otros dos grupos de rock españoles que “amenizaron” el evento, acompañados de grupos de rock mexicano igualmente racistas, entre los que destaca Rock contra el Comunismo (sic).

Un evento de esta naturaleza tal vez no sea la primera vez que se efectúa en México pero en cambio si es la primera vez que trasciende a la opinión pública que en un concierto musical de manera abierta se incita a la violencia, a la discriminación y la hostilidad.

El rechazo por parte de la población al concierto organizado por nazis venidos de Europa ha sido contundente y la Secretaría de Gobernación, Segob, informó hoy viernes 11 de noviembre que colocó sellos de suspensión de actividades en ese recinto y la Jefa de Gobierno, por su parte, se comprometió a que no se repetirán.

También el Alto comisionado de la ONU en México rechazó “categóricamente” toda manifestación de odio y la comunidad judía expresó “su rechazo a cualquier conducta que incite al odio y la violencia”.

Batallón de Castigo es un grupo de rock, se lee en La Jornada, “formado en la década de los noventa, en Madrid. Su cantante, guitarrista y único miembro original en activo, Eduardo Clavero, estuvo preso por asesinar a un joven de 19 años y es también delegado en su provincia del partido neonazi Alianza Nacional de Málaga”.

Como información adicional, en la página web de la editorial regiomontana se ofrecen conferencias sobre el fascismo con el objetivo de formar cuadros con esa ideología: el paquete completo.

Hernán Cortés se hizo acompañar hace cinco siglos de cañones, cuentas de vidrio y de clérigos cristianos para extender los territorios de la Corona Española hasta nuestra América.

Los Iberdrolos de hoy nos envían a grupos de rock y músicos con sus cabezas rapadas y suásticas, intentando reconquistar México, ahora contaminando las mentes de nuestros jóvenes.

Alerta. El Imperio contraataca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s