Del Tintero


GOBIERNO SIN VIGÍA

  • Gobernador sin vocero

Por: Armando León Lezama

El poder político Sudcaliforniano, debe asumir entereza y dejarse de improvisaciones en los discursos, acciones y actitudes.

Al primer mes de su segundo año al frente del poder ejecutivo del Estado de Baja California Sur, la escalada de acontecimientos que no dejan buena impresión a la población Sudcaliforniana, se vienen sumándo.

Citaré una muy necesaria: Sin vigía – RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN SOCIAL.-.

De hecho, hubo uno que cobró por un año su nómina por tal actividad: Vladimir.

Le dieron opción de ocupar otro cargo en el gobierno sexenal y dejó el que no pudo cumplir, si hablamos de estar en la construcción de nuevos modos de hacer ejercicio formativo; no solo informativo.

No es lo mismo PAN que MORENA; pero en ésta área, las cosas se hacen igual y peor, que en el gobierno antecesor blanquiazul.

El vigía, es importante para prevención y mira lejos en el camino, hacia todos lados.

El Titánic, dicen se hundió por incapacidad del vigía.

Llegó un reemplazo; pero no contó el mandatario estatal, que en el siglo XXI, es el tiempo de la ciudadanización: Ciencia, conciencia, libertad, derecho de disentir, dignidad, integridad… y aunque de apellido Flores – Juan Antonio -; no dispuesto a estar en un florero.

Renunció.

Su postura era ser o no ser.

Otro aspecto es no tener vocero, aunque se sabe que desde los gobiernos panistas – 2011 – 2021, la parte nominal dice: Vocero.

El gobernador desgasta su portento y se transforma en personaje coloquial, cotidiano; cuando lo que se ocupa es un líder que no hable mucho y guíe bien los destinos del Estado de Baja California Sur.

Mandar obedeciendo.

Haciendo historia, escribiendo día a día, construyéndo día a día, forjando cada día junto con la población de la entidad, un porvenir echura de mayorías y minorías, de rurales y urbanos, de todos los extractos sociales, de los coíncidentes y divergentes, del sabio sentido común y de la especialización del saber y la tegnología aplicada.

Son tiempos de asambleas, de colectivos, organizaciones productivas del campo, mar, minas…

También, son tiempos de tener responsables de áreas de comunicación social, capaces de entender que su labor es formadora de opinión, en torno a un proyecto de nación, no solamente, como modus vivendi personal.

Si leemos la historia, sabemos que no es solamente ganar el poder.

Hay que consolidar y construir día a día, porque de otra manera, queda en debut y despedida.

En intento de cuarta transformación, es de esperarse deje al menos avances y no sea un triunfo fallido, como el que se percibe en el Estado de Baja California Sur.

Aun es tiempo de salir de camino trillado señor gobernador.

Ya que no es posible tener un extraordinario director de comunicación social, al menos que esté en ése lugar uno que no lo deje mal.

Y que ejerza su papel de vocero.

No se desgaste de más.

Más que profesor, es ahora gobernador.

Hable menos y bien – de preferencia escrito – y escuche para mandar obedeciendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s