En la Opinión de Alfredo González


Una fracción del Sermón de la Montaña

Cayó Cayetano un legislador al congreso local presuntamente acusado de violación. Feo delito. Aunque la comisión instructora lo haya hecho para ponerlo a disposición de las autoridades correspondientes.

Invita a la reflexión porque este hecho es casi inédito en la historia de las legislaturas locales y aunque una persona no pueda ser declarada totalmente culpable hasta no comprobársele, el señor Cayetano ya no tiene fuero.

Muy comentado este suceso, porque también otro personaje que goza de una muy buena y celebrada fama es Don Esteban Ojeda, que al parecer goza de algunas mafias del poder legislativo anterior.

Así, cuando el ámbito de la competencia de uno de los poderes, el legislativo, tiene una comisión instructora y desde luego, el poder ejecutivo no está dispuesto a permitir tales cuestiones que salpican la tranquilidad social.

Resulta que las cosas no andan bien, ya que de aplicar la ley se trata, se deberían analizar unas cosas que los “Héroes de la democracia” en el plano nacional pretenden prolongarse, deben realizar expedientes donde quedó de manifiesto que aquí como en Guanajuato como dice Alfredo Jiménez: la vida no vale nada.

Rituales perversos que esperemos se encuentren con la dama de la justicia, y entendamos que por ser diputados locales, federales, senadores, y funcionarios disfruten de la impunidad, ahí está Félix Macedonio, ébrio consuetudinario al que le dieron poder y grandeza.

Oremos, y actuemos para que los abusos de poder, las francachelas políticas y una demagogia estupidizante ya concluyan

Nada es para siempre.

La frase de este martes: a Cayetano se le olvido una parte de aquella oración que dice: “No nos dejes caer en tentación”.

El pueblo se va percatando de la ausencia de los valores, del respeto reciproco, de la honradez acrisolada. Esos son los resultados de las complicidades porque aun en esta legislatura hay gente con pasados oscuros que llegaron a segar vidas humanas.

Reflexión.
El hecho de tener el fuero, no faculta a nadie, desde un delegado municipal, hasta un presidente de la República, porque deben ser espejo del respeto que todos le profesamos a la carta Federal. Que esto sea para que se vea que estamos en el equilibrio de que aplicamos el principio de reconocer lo positivo y em este caso la comisión instructora del caso Cayetano ha actuado como se debió haber hecho hace mucho con otros que quisieron venir acabar con los paradigmas que honran los muros de congreso y otro más a nivel de gobernador hizo gala con su bicep derecho pensando que dejaría sucesor y que tendría la fuerza. Porque fue quien le levantó el brazo a Narciso Agúndez Montaño y 48 horas antes le mostraron un abultado expediente donde aparecían sus troperías. Concluimos: Dura Lex. La Ley es dura pero es La Ley y debemos cumplirla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s