En la Opinión de Alfredo González


La vitrina de las implosiones

El suicidio de todo organismo político y quienes lo integren es lo que se llama implosión, o sea, una explosión interna, porque denota que la falta de unidad o al menos el respeto prodigado mutuamente se padece y lo representa el desmoronamiento.

Lo anterior puede suceder en un gobierno delegacional, municipal, estatal y hasta en uno federal.

Hace poco escuchamos las declaraciones de Monreal sobre la 4T. Estamos convencidos que es un político con peso específico lo que quedó recientemente demostrado cuando el presidente de México en la entidad de Monreal lanzó calificativos contra del zacatecano y todo parece indicar que lo anterior se deriva de los desacuerdos a la atura de las circunstancias en los que ha estado Monreal con los objetivos presidenciales.

Por lo escuchado se deduce que aplicó adjetivos de grueso calibre que no van acordes con la investidura presidencial.

La respuesta dada pon Monreal desde esta óptica fueron una bofetada con guante blanco. “Respeto al presidente, es más, se puede decir que le tengo aprecio, pero las cosas deben ir mucho mejor”. Hemos sido compañeros de luchas pero hay cosas en las que diferimos. Palabras más palabras menos de el señor Monreal.

Mientras que el jefe del estado Mexicano hundía el acelerador de la expresión oral, el receptor de la ira presidencial guardaba la compostura y ello indica madurez, equilibrio emocional y sustantivamente con palabras que pueden decir lo mismo, da una lección como aquel famoso personaje del imperio romano a quien le llamaban el árbitro de la elegancia porque sabía manejar el lenguaje con soltura y delicadeza e inclusive ante intrigas de Tigerino el jefe de la guardia pretoriana, sabia como manejar las situaciones cuando Nerón parecía que se lo quería comer vivo.

Por ello la historia universal también nos enseñan ejemplos de lo que es el ejercicio de la política, ese quehacer que busca la felicidad de todos y no el de buscar aunque de hecho ya lo tenga el ejercicio de una sola persona porque ello conduce a la autocracia que es la antesala de la dictadura. Creo que mirando el punto medular de este lamentable suceso, se da en cuanto a las funciones de la guardia nacional y del ejército mexicano. Muchos sabemos que militarizar al país, no va conducir a nada positivo. Muchos tememos que la implosión que hubo en nuestro país, la última, fue el desacuerdo entre quienes tenían la razón y entre quienes aplicaban el vasallaje, la servidumbre, y mantenían el imperio de las injusticias con base en las bayonetas, así no, señor presidente, con el respeto que se merece.

La frase de hoy: la fuerza es del derecho de las bestias (Cicerón).

3 comentarios en “En la Opinión de Alfredo González

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s