En Corto


DESIDIA Y POBREZA REVIENTAN AL REPUVE

Por Carlos González Muñoz

Una larga fila de autos estacionados uno tras otro afuera del módulo, anunciaba que se repetiría ese martes 20 de septiembre otra jornada de trabajo agotadora como la del día anterior, cuando al recinto que ocupan las oficinas del Registro Público Vehicular, REPUVE, en Chametla, La Paz, acudieron más de 160 propietarios de vehículos usados de procedencia extranjera, interesados en regularizar sus unidades.

El personal de la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado que labora en aquél módulo, desde temprana hora sabía que iba a repetirse la jornada laboral extraordinaria del día anterior que arrancó a las 8 de la mañana y concluyó cerca de la medianoche, cuando se cerró la puerta del recinto aduanero que da albergue al REPUVE y se despidió al último de los solicitantes de regularización.

El profesor José Luis Esquivel Sánchez, coordinador del módulo, reveló que el lunes 19 de septiembre se atendió a un total de 160 solicitantes pero advertía que ese martes 20 tal vez se atendería a un número igual o superior de personas que esperaron hasta el último momento para regularizar su vehículo.

Hasta el momento, dijo, se han regularizado casi la mitad de los vehículos que se calcula lo harán.

A pesar de la carga extraordinaria de trabajo que ha aumentado en los últimos días, a medida que se acercaba la fecha límite para regularizar los vehículos. A pesar también del griterío, de la muchedumbre, de las «colas» y de inquietos y exigentes solicitantes de información, no se advertían maltrato ni tampoco conductas prepotentes y groseras por parte del personal del REPUVE, al contrario, una conducta que francamente me sorprendió.

Hay constancia personal del buen trato que recibimos todos los presentes y de la permanente cortesía con la que se desempeñó en todo momento el personal del módulo, desde el guardia de seguridad hasta el responsable de la oficina.

Sin identificarme como un periodista, pude constatar de primera mano el respeto y buen trato de los trabajadores y es oportuno destacarlo y reconocer esta actitud positiva de todos y cada uno de los empleados de la secretaría de finanzas del gobierno estatal porque este tipo de servidores públicos escasean en la burocracia. ¿Miento acaso?

Germán Antonio Ortega Verdugo, policía estatal preventivo adscrito al módulo, platicó conmigo que el día anterior llegó a su domicilio cerca de la 1 de la mañana, satisfecho de saber que su esfuerzo extra será recompensado con una mayor recaudación y eso significa más calles y avenidas pavimentadas.

Me sorprendió esta explicación y más ¡que no le molestaba saber que seguramente se repetiría la historia este día!

Solamente la noticia de último minuto transmitida a los presentes de que el Gobierno Federal extendería hasta el próximo 31 de diciembre el plazo para la regularización de vehículos usados de procedencia extranjera, solo así disminuyó la afluencia y la larga fila de vehículos cuyos propietarios optaron por retirarse, al enterarse que se extiende el decreto presidencial respectivo.

¿Mantendrán los trabajadores del módulo hasta el mes de diciembre, la calidez humana y el buen trato dado a los usuarios en estas fechas? ¿ Reventarán de nuevo la desidia y la pobreza al REPUVE?

Ya se sabrá. Hagan sus apuestas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s