¡Que nadie guarde silencio por lo que ocurrió en Playa Balandra!


Ante el daño ambiental provocado por el derrame de combustible, incendio y hundimiento del yate “Fortius” en la playa de Balandra, en Baja California Sur, la senadora Lupita Saldaña Cisneros demandó la comparecencia de las autoridades federales encargadas de la preservación de esta Área Natural Protegida.

En un punto de acuerdo registrado para la apertura del periodo ordinario de sesiones, la legisladora panista indicó que frente al hermetismo en torno a los hechos del pasado 20 de agosto por la noche, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, está obligada a informar a la sociedad sudcaliforniana y de todo el país lo sucedido.

De igual forma, solicitó a la titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y al de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) que acudan a rendir cuentas de su actuación frente a lo que se considera el peor desastre ambiental en los últimos años en esa zona.

Datos preliminares apuntan que la embarcación se encontraba en Balandra fuera del horario para visitar esta área natural protegida y que al momento de moverse del sitio se originó el incendio, al parecer por el uso de luces de bengala, describió la senadora.

Además, existe la posibilidad de que detrás de este accidente existan irregularidades en la prestación de servicios turísticos de particulares, toda vez que se ha difundido la versión de que el yate “Fortius” no contaba con permiso para realizar paseos turísticos a terceros, agregó.

Precisó que, en Balandra, la playa más emblemática de La Paz por su belleza y aguas cristalinas, las embarcaciones de motor están prohibidas, por lo que este desastre ha generado una gran indignación en la población y en las organizaciones ambientalistas, que por décadas han trabajado en esa zona conocida como el acuario del mundo.

Para dimensionar el impacto del siniestro, se han recolectado más de 10 toneladas de residuos de carbón, aceite, hollín y partes de la embarcación; a pesar de ello aún continúa la contaminación en las aguas y se suma otra preocupación relacionada con las mareas que pueden llevar materiales contaminantes a la zona del manglar, destacó.

La senadora Lupita Saldaña lamentó que el gobernador de Baja California Sur minimizara los hechos pretendiendo exculpar a los propietarios del yate con una actitud que denota desconocimiento sobre la importancia ambiental, social y económica que Balandra tiene para la entidad.

En contraste, sostuvo que es ejemplar la actitud de la sociedad civil, como la limpieza submarina que un grupo de biólogos conservacionistas y buzos profesionales realizan para extraer el resto de los contaminantes y desechos pequeños.

Refirió que la falta de vigilancia de la Semarnat a consecuencia de la falta de recursos para ese fin pone en evidencia lo que la “pobreza franciscana” ha provocado, que en el caso de Playa Balandra se traduce en una devastación ecológica.

De igual modo, resaltó que la Secretaría de Marina, instancia que asumió el control de las Capitanías de Puerto, es responsable de las inspecciones en las embarcaciones para verificar que su operación se encuentre no sólo dentro de la legalidad, sino que cumpla con los requerimientos exigidos en materia de seguridad.

Si esta área contara con la inspección y vigilancia nocturnas se habría detectado esta embarcación en el horario en que ocurrió el incidente y se habría evitado esta grave afectación ambiental, puntualizó la senadora panista.

Un comentario en “¡Que nadie guarde silencio por lo que ocurrió en Playa Balandra!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s