¡La Paz a punto de colapsar por escasez de agua!


El Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida en Baja California Sur, en esta ocasión se referirá a la situación actual del agua potable en la Ciudad de La Paz, para ello, haremos referencia a tres factores, primero, la escasez y distribución del agua en la ciudad, segundo, los compromisos contraídos y firmados por las actuales autoridades durante su campaña en el proceso de elección, y tercero, las medidas efectivas a realizar para la solución del problema.

Para abordar este tema, señalaremos el hecho de que el problema de acceso al agua es mundial, los cambios de las últimas décadas en la naturaleza, particularmente en lo que se requiere a las sequías, ponen en peligro amplias zonas de la población en el mundo. El agua, es el recurso natural más preciado de la existencia humana pues gracias ella tiene lugar la cadena alimenticia. El agua debe ser protegida, bien utilizada, ahorrada y reciclada, aún en aquellos lugares en los que no existe problema de escasez.

En este contexto mundial, hablaremos del escenario en nuestra ciudad, en la que hay dos crisis respecto del agua potable, la primera parte tiene relación con el cambio climático y la baja precipitación pluvial, la sobreexplotación de pozos que finalmente se inutilizan por la intrusión salina, pozos contaminados por la minería del pasado, además de la cuestionable entrega de exceso de concesiones por parte de CONAGUA a políticos e industrias, o la “aparición repentina” de agua en un acuífero como el Bonfil, que durante años, y hasta el 2018, CONAGUA reportó sin disponibilidad, y en el 2020 “casualmente” aparece con 2.5 millones de m3, cantidad de agua que requiere un conocido desarrollo que pretende instalarse al norte de nuestra ciudad. Por el otro lado, tenemos una crisis debido a la mala administración municipal del agua potable; pues desde hace décadas se conoce el origen del problema, pero no se han tomado las decisiones adecuadas, y solo se han realizado medidas paliativas que no satisfacen las necesidades de la población y, para agravar la situación, ahora existe la pretensión de imponer acciones que más que remedio, provocarían una catástrofe.

Para poder transmitir información comprensible en la que sustentamos nuestras recomendaciones y exigencias a la autoridad, nos referiremos a las cifras que el propio Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de La Paz (OOMSAPAS) ha dado a conocer o comentado públicamente, pero en lugar de hablar de metros cúbicos de agua o hablar de porcentajes, nos referiremos a litros de agua, ya que esto facilitará la comprensión de la magnitud de la situación del agua en nuestra ciudad.

El OOMSAPAS extrae de 800 a 920 litros por segundo del acuífero; mientras que la pérdida en la red de tuberías que la distribuyen por toda la ciudad, se estima hasta en 47%. Sin embargo, haremos el cálculo de manera conservadora, considerando 800 litros por segundo y 40% de pérdidas.

CADA DÍA EN LA CD. DE LA PAZ:

Se extraen del acuífero: 69´120,000 litros

Pero sólo se distribuyen: 41´472,000 litros

Porque en la red se pierden: 27´648,000 litros

Esta pérdida de agua equivale a abastecer cada día:
2,764 pipas de 10,000 litros, o
25,134 tinacos de 1,100 litros, o
1´382,400 garrafones de 20 litros.

Ahora bien, estableciendo que en promedio una persona consume 200 litros diarios (dependiendo de la fuente y zona de estudio, podrían ser menos o más litros), la pregunta es ¿cuántas personas podrían tener agua si no se perdiera el 40% en la red de distribución?

La impactante respuesta es: 138,240 personas.

Estas cifras son abrumadoras y por ello la autoridad no puede continuar desviando la mirada del punto focal que son las pérdidas de agua en la red. Y si bien esta administración heredó las condiciones de la red con la pérdida del 40%, o más, y la falta de medidores domiciliarios, no hay justificación para que esta administración municipal no inicie la verdadera solución a la crisis del agua potable en nuestra ciudad. La autoridad no debe seguir considerando normal que cada día se pierdan más de 27 millones de litros de agua potable en la red, y que al igual que hicieron las administraciones anteriores, en lugar de solucionarlo, se lo hereden a la siguiente.

La ciudadanía tenemos muy claro que la inversión más importante debe ser para resolver el problema fundamental en nuestro municipio y estado: el agua.

Con respecto a lo que es prioritario y lo que no es, a modo de ejemplo, no podemos dejar de mencionar que no era prioritaria la remodelación del malecón que llevó a cabo la administración estatal anterior, de hecho, en las encuestas a la población, hasta el 71% señalaba que había otras obras que eran urgentes como la red de agua, el drenaje o pavimentación, sin embargo, se invirtió en una obra de ornato, no en un avance a la solución del problema principal. Paradójicamente, en la inauguración de lo que denominaron “malecón de primer mundo”, las aguas del drenaje inundaron la zona centro, como un lamentable y desagradable recordatorio de que primero debía arreglarse lo uno y no lo otro. El presupuesto inicial del proyecto del malecón fue de 634 millones, pero al parecer, su costo final superó los mil millones de pesos; y afirmamos que ese recurso debió utilizarse de manera que realmente beneficiara a la población, dando inicio a las soluciones que requiere el problema del agua.

Antes de pasar a las propuestas de solución de las que permanentemente habla el FRECIUDAV, abordaremos el hecho de que, con frecuencia, se escucha que algunas empresas y funcionarios poco informados o con otros intereses, expresan que en nuestro municipio y estado es necesaria la instalación de grandes desalinizadoras, porque es la “única solución”. Pero esta es la propuesta más costosa, tanto en lo económico como en lo ambiental, pues su funcionamiento implica enormes daños que no son considerados por quienes las proponen como la mejor opción. Algunos de éstos son:

La combustión de grandes cantidades de hidrocarburos para generar la energía eléctrica que demandan las desalinizadoras, significa la liberación anual de cientos de toneladas de contaminantes, incluyendo gases de cambio climático: Dióxido de azufre (SO2), Óxidos de Nitrógeno (NOx), Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Carbono (CO2); metales pesados como Vanadio (V) y Mercurio (Hg), así como la emisión de partículas de 10 y 2.5 micras, al igual que compuestos orgánicos volátiles (VOC), entre otros, perjudicando aún más la calidad de aire de la ciudad de La Paz, e impactando negativamente en la salud de la población.

El funcionamiento de las desalinizadoras produce centenares de miles de toneladas de salmuera al año, y de igual manera, requiere de grandes cantidades de productos químicos para la operación y mantenimiento, mismos que, finalmente, en su mayoría, serían descargados al mar, lo que sin duda en corto plazo produciría una catástrofe en uno de los lugares marinos de mayor diversidad biológica del planeta, como lo es el Golfo de California.

Con el objetivo de bajar los costos de operación proponen desalinizar agua salobre, y para esto, en nuestras costas se construirían pozos para extraer agua salobre. Solo que a esas personas se les olvida un “pequeño” detalle: El agua salobre es una mezcla de agua dulce con agua de mar; lo que significa que al succionar agua de mar también estarían succionando agua dulce del acuífero, algo totalmente ilógico y muy poco conveniente, pues se afectaría aún más la limitada disponibilidad de los acuíferos.

Al introducir esa agua en una red con las condiciones actuales, se incrementaría el flujo y las pérdidas serían aún mayores, y esto significa que el agua desalinizada, cuyo costo es mayor al costo del agua extraída del acuífero, de igual manera se fugaría. Así que proponer desalinizadoras para que se fugue un alto porcentaje, pone en evidencia el hecho de que el verdadero problema del agua no ha sido estudiado, aunque sí pueden representar un buen negocio para quienes las proponen.

La experiencia en otros continentes ha mostrado que la desalinización no era la opción más favorecedora, pues a lo largo de los años y los análisis realizados, se ha observado el daño a sus mares por la pérdida de la abundancia de especies, y la variabilidad en la distribución de éstas provoca alteración en la cadena alimenticia. Estos cambios en los procesos internos de los mares tienen relación con todos aquellos elementos que afectan su equilibrio, tales como el vertimiento de salmuera y sustancias químicas al mar. Otro aspecto también mencionado, es la afectación a los sectores de la pesca artesanal y comercial.

Así que es muy evidente que la desalinización ni es la mejor, ni debe ser la primera opción, pues afectaría a nuestro acuífero, abriría el camino de un daño irreparable al Golfo de California, generaría mayor contaminación del aire, endeudaría durante décadas al OOMSAPAS (y por ende a la población), y a pesar de ello, no se solucionaría el problema del agua y mucho menos se atendería el aspecto esencial que es el hecho de que, casi la mitad del agua que se extrae del acuífero se pierde en las redes.

Por otro lado, como resultado del análisis de la problemática y algunas acciones que pueden mitigar la situación actual del agua en el estado, el FRECIUDAV propuso la Reforma al artículo 56 y la adición del artículo 56 Bis de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado, que establece que grandes consumidores de agua, como hoteles, plazas comerciales, desarrollos y similares, tendrán la obligación de efectuar del tratamiento de sus aguas residuales para reciclarlas y darles uso en áreas verdes e inodoros. De esta manera podría ahorrarse hasta un 40% del agua potable que esos grandes consumidores utilizan. Esta medida se lleva a cabo de manera exitosa en Japón, desde 1980.

La reforma fue aprobada por unanimidad el día 19 de mayo del 2019, sin embargo, el anterior Gobernador Carlos Mendoza Davis, atendiendo a intereses de grupos, no la publicó en su momento, así como tampoco hizo observaciones a la misma, por lo que para que se haga efectiva esta medida, sólo se requiere que el Gobernador, Prof. Víctor Castro, la publique en el Boletín Oficial del Estado.

También, propusimos, colaboramos e impulsamos el establecimiento de Zonas de Salvaguarda Territoriales para la Prevención de la Contaminación en la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, que fue llevada por un grupo de diputados y diputadas a controversia constitucional, y que fue resuelta desde enero del 2021, por tal motivo, solicitamos al Gobernados, Prof. Víctor Castro, que decrete las zonas de salvaguarda para que TODOS nuestros acuíferos cuenten con esta protección.

Asimismo, el FRECIUDAV, durante las campañas políticas, se reunió con las y los candidatos para que firmaran compromisos que deberían cumplir en caso de llegar a los puestos de gobierno.

Vamos a dar lectura a algunos puntos de los compromisos de la Alcaldesa, Ing. Milena Quiroga, y el actual Gobernador, Prof. Víctor Castro, en los que medularmente se establece que en el ámbito de su competencia y en coadyuvancia con las instancias correspondientes promoverán y gestionarán recursos para:

  • Llevar a cabo la evaluación, análisis y diagnóstico respecto de la propuesta de reconstrucción de la pared de la laguna ubicada en la parte baja de lo que es el vaso de la antigua laguna, e inicio del arroyo de Santiago, cuyo propósito es, retener una significativa parte del agua de lluvia de nuestra Sierra de La Laguna e incrementar la capacidad de nuestros acuíferos. Y, si es viable, en conjunto con el Gobierno Estatal promoveré y gestionaré ante las instancias correspondientes los permisos y recursos necesarios para llevar a cabo la reconstrucción.
  • Llevar a cabo los proyectos para incrementar la disponibilidad de agua potable, considerando fundamental la minimización del impacto ambiental, social y económico, por lo que se dará prioridad a los proyectos de retención de aguas pluviales para la recarga del acuífero, así como a los de tratamiento natural y avanzado de las aguas residuales con el objetivo de lograr la calidad necesaria para infiltrarlas al acuífero y coadyuvar a detener la intrusión salina; dejando como última opción los proyectos de desalinización de agua de mar, debido a que su impacto ambiental, social y económico es el mayor de todos. Por ello, los proyectos de desalinización solo serán considerados una vez que ya se hayan agotado todas las posibilidades de obtener más agua potable con los proyectos de retención y recarga del acuífero a partir de aguas pluviales, así como con los de tratamiento natural y avanzado de las aguas residuales.
  • Implementar la reparación de las redes de distribución de agua potable y la instalación de medidores en todas las tomas domiciliarias y en todos los pozos de agua potable, ya que estas son las causas principales que originan el desperdicio de agua y su consecuente déficit.
  • Fomentar la cultura del agua, a través de programas de radio, televisión e internet, para hacer conciencia a los ciudadanos del valor que tiene el agua, su uso eficiente y el por qué no debe desperdiciarse.
  • Si a pesar de las obras y acciones ya mencionadas, la necesidad de abasto de agua para la Ciudad de La Paz requiere de manera ineludible la instalación de una desalinizadora, no se permitirá su instalación en las inmediaciones de la Ensenada de La Paz, tampoco en la porción sur de la Bahía de La Paz, ni en ninguna localización que de manera directa o indirecta afecte a estos cuerpos de agua. Solo se permitirá su ubicación en un sitio en donde su impacto ambiental sea el menor y no afecte a los cuerpos de agua ya mencionados. Tampoco se permitirá que las descargas de las aguas de rechazo excedan los estándares óptimos internacionales.”

Como se advierte, tanto el Gobernador, Prof. Víctor Castro, como la Alcaldesa, Ing. Milena Quiroga, establecieron el compromiso de atender las propuestas que el FRECIUDAV señala como soluciones para la crisis de agua que aqueja a la población.

Pues bien, el momento de cumplir con el compromiso llegó, las acciones encaminadas a resolver el problema de la pérdida en la red deben estar en el escenario municipal, así como en el escenario estatal las obras de captación de agua, incluyendo el muro para la retención de agua en la Sierra de la Laguna.

Sabemos que se requieren recursos, y los esfuerzos deben estar encaminados a que obtenerlos y aplicarlos, pues tanto la necesidad de la población, como el compromiso de campaña, hace obligatorio su cumplimiento.

Las propuestas que hemos determinado como indispensables para la solución del problema del agua en nuestra ciudad y que deben llevarse a la par, unas y otras, son las siguientes:

Reparación de la red hidráulica, con el objetivo de minimizar las excesivas pérdidas.

Instalación de tomas domiciliarias, domésticas, comerciales e industriales, ya que el cobro debe ser por el consumo real, lo que contribuirá a disminuir el mal uso del agua.

Construir obras de retención e infiltración del agua pluvial, pues debido a la falta de presas, represas, gaviones, lagunas, canales y pozos de infiltración al acuífero, cada vez que llueve intensamente, millones de litros de agua se pierden a través de los arroyos que descargan al mar, mientras que en la ciudad se rebasa la capacidad del sistema de drenaje y las calles se inundan con aguas pluviales mezcladas con aguas residuales, mismas que tienen como punto final el malecón y, consecuentemente, la bahía de La Paz, contaminándola.

Rehabilitar la Pared de la Laguna en nuestra Sierra de La Laguna, ya que existen diversas evidencias y testimonios que corroboran que después de que se vaciara la laguna (por el derrumbe, intencional o accidental, de una de sus paredes) desaparecieron muchos manantiales y otros disminuyeron su caudal, a la vez que se secaron muchas pozas, pozos, riachuelos y pequeñas lagunas.

Implementar el Tratamiento Avanzado y Reciclaje Total del Agua, tal como ya se hace con mucho éxito en diversos condados (municipios) de 10 estados de USA: California, Texas, Arizona, Colorado, Florida, Georgia, North Carolina, Virginia, Minnesota, Washington. Propuesta que, a diferencia de la desalinización, es mucho más económica, además de ser ambientalmente sustentable.

Fomentar la Cultura del Agua, tanto en las escuelas como a través de programas de radio, televisión e internet, para hacer conciencia a los ciudadanos del valor que tiene el agua, su uso eficiente y el por qué no debe desperdiciarse.

Que las autoridades municipales cumplan con el artículo 56 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado, y ya no autoricen sistemas de tratamiento primario (fosas sépticas, biodigestores, etc.) en las residencias y otras construcciones de alto costo que no tienen acceso al drenaje municipal, ya que la baja eficiencia del tratamiento primario no permite que el efluente pueda reciclarse, y todos esos millones de litros de agua parcialmente tratada se infiltran y contaminan las playas y acuíferos. Y para completar el problema, como no pueden reciclar el efluente primario, entonces para irrigar sus áreas verdes usan millones de litros de agua potable, disminuyendo aún más el abasto de agua a la población.

Que el Gobernador, Prof. Víctor Castro, Publique la Reforma aprobada por el Congreso Estatal, al artículo 56 y la adición del artículo 56 Bis de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado, que establece que grandes consumidores de agua como hoteles, desarrollos y similares, están obligados a realizar el tratamiento de sus aguas residuales para reciclarlas y darles uso en ÁREAS VERDES e INODOROS. De esta manera podría ahorrarse hasta el 40% del agua potable que ellos usan.

Que el Gobernador, Prof. Víctor Castro, decrete las Zonas de Salvaguarda para que TODOS nuestros acuíferos cuenten con esta protección y, de esta manera, garantizar la calidad de nuestra agua.

Que la desalinización de agua de mar para el uso de las ciudades y grandes poblaciones sea siempre la última opción, una vez que se hayan efectuado al 100% todas las propuestas anteriores y, aun así, ya no haya suficiente agua para el consumo humano.

La ciudadanía tenemos dos tareas, primero, cuidar el recurso agua en todas las formas posibles y colaborar con la autoridad; segundo, con base en la información proporcionada por OOMSAPAS, exigir que se emprendan las acciones para la solución eficaz del problema del agua en nuestra ciudad.

Como siempre, el FRECIUDAV se pone a disposición para colaborar con la autoridad.

¡No queremos obras de ornato, queremos soluciones!
¡Las malas decisiones de la autoridad nos tienen sin agua!
¡SÍ a la reparación de la red hidráulica!
¡SÍ a rehabilitar la laguna en la Sierra de la Laguna!
¡SÍ a las obras de captación de agua!
¡Si al tratamiento avanzado y el reciclaje total del agua!
¡NO a heredar el problema del agua a la siguiente administración!
¡AGUA SÍ! ¡FUGAS NO!

Un comentario en “¡La Paz a punto de colapsar por escasez de agua!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s