En la Opinión de Alfredo González


  • Un hombre llamado Guillermo Mercado

Uno de los políticos nuestros que no fue un improvisado fue el licenciado Guillermo Romero.

Ocupó diversos cargos en la función pública, tales como: agente del ministerio público, juez de primera instancia, por dos ocasiones presidente del H. Tribunal Superior de Justicia, Secretario de Desarrollo y Secretario General de Gobierno. Una vivida experiencia para llegar a la gubernatura del estado.

Pero antes, se desempeñó como síndico municipal y ante la ausencia física fatal del titular se desempeñó simultáneamente como Director de Seguridad de Tránsito en el otrora Territorio sur donde entregó buenas cuentas.

No es precisamente un oportunista a al quien entregó la estafeta, nos referimos al señor Narciso Agúndes Montaño quien deseaba que accediera al poder a un salvadoreño nombrándolo secretario general de Gobierno, una de las primeras bofetadas que recibió este pueblo.

Guillermo se desenvolvió profundamente al amparo de las premisas juaristas que se define la justicia como lo hizo el príncipe de los patricios mexicanos, sabedor Guillermo Mercado que la axiología o valor absoluto del Derecho es la Justicia.

No hablamos de un semidios o de que si hubiera creído hecho a mano, es un ser humano como aquel , como el suscrito. Como el del más allá. Expuesto a los yerros en el sendero donde se tropieza y queda tirado como un despojo sin ninguna productividad social, porque la mayor gloria de una persona que se tropieza en la vida es levantarse y proseguir el camino con los ojos viendo al sol.

Por eso las cuchufletas producidas por una turbamulta escondida en el anonimato en su último informe, no respetaron un acto Republicano, pero al tiempo, puso a cada quien en su lugar. Guillermo Continuó la premisa de Zapata: nadó como un pez, y saliendo de las aguas turbulentas retomó el vuelo como las águilas donde no lo alcanzaron las ofensas ni los intentos de minimizarlo, y lincharlo socialmente. Hoy esos mismos están en graves aprietos porque, porque la maldad no puede ser permanente y el karma o el ser superior tarde o temprano cobra. El filósofo oriental decía: “con los buenos seré bueno y con los malos seré justo porque no hay peor error de dejar en la impunidad a los malvados”. Hoy esas gentes con montañas de dinero no logran salir del pantano del engaño, de la traición, y hasta unirse a desencuadernar la Carta Federal. Hoy sin la patente del PT no sé qué pueda ofrecer. Aparte de que una o dos familias sudcalifornianas tienen un pendientes asuntos que arreglar con él y en su momento diremos lo que nos corresponde a nosotros.

La burocracia sudcaliforniana algo le debe a Guillermo Mercado porque en una acción integral de Socorro Días y Sánchez Corbala a las que había conocido en el senado y al líder estatal de los burócratas presentaron al presidente en ese entonces y al secretario de hacienda la petición.

Tocó al Ingeniero Subsecretario de Desarrollo durante su mandato concluir la obra de la presa de san Lázaro en Los Cabos. Planteó ante Patrimonio Nacional la tutela del gobierno de los cinco polígonos del cerro de la calavera, el mogote, construyó la pista de aterrizaje y gobernó con sencillez y con firmeza.

Uno de estos especímenes siendo presidente municipal le solicito le donara el polígono número uno del Cerro de la Calavera para aumentar la hacienda municipal.

Cuando llegó a la gobernatura y esto hay que decirlo, con una votación irrefutable cometió el grave error de perseguir con nomina en mano todos aquellos que fueran Priistas se oía la voz: “para afuera”. Preguntamos: ¿Qué paso con esos polígonos del cerro de la calavera? Hoy se levantan residencias que tienen vista al mar donde hay hoteles de cinco estrellas. Es hora de hablar como dijo Julio Scherer, también se fracciono el mogote donde hay un hotel ¿Quién es el dueño? Solicitó permiso al Congreso local para vender un avión llamado El bonito pero jamás dio cuentas a ese congreso, el destino que tuvo ese dinero.

Esta es la gran diferencia entre quien gobierna con la ley en la mano y en los que se convierten en caciques de pueblo y en donde uno de ellos pretende, el peorcito de los dos, actuar como un Hitler chiquito mientras que Adolfo Hitler soñaba con el reinado de los mil años este fue el menos ambicioso, el reinado de los quinientos años pretende inmiscuirse a través de un hijo diputado local en las acciones edilicias del maestro Oscar Legss y así seguir por muchos años mangoneando el poder detrás del trono. Algo me recuerda a nivel nacional todo esto.

Guillermo en todo momento guardó compostura aún cuando todos sabíamos que había sido traicionado por gente cercana dando a conocer documentos que son del manejo privado aunque no infamante, de un bien adquirido con los esfuerzos de años de servicio.

Esta es una historia que se rubrica con la advertencia de un León que pudo haber sido noble con su propia gente: ¡Te gua chinga!, debo ser sincero, jamás recibí una amenaza pero si cerró todas las puertas para que nadie ni siquiera un ex gobernador del calibre de Ángel Cesar Mendoza fuera la llave que nos abrieran la puerta como una especie de coadyuvante sin cátedra del rescate de alumnos que dejaban la universidad, eran los años tristemente miserable Alberto Vale donde se hizo lo que nunca se ha hecho una universidad, se violo la autonomía y esperaron que terminara su periodo en rectoría para que tomara posesión como Secretario de Desarrollo, esos desacatos se cometían pero el karma dio la vuelta y también se le ajustaron las cuentas y vamos a decir lo que paso que mucho me ha extrañado la conversación pendiente quien tenía con el rector al que estimo y respeto Dante Salgado, un hombre extraordinario que le encargó una posibilidad de publicitar las situaciones y trabajar honradamente y hasta la fecha el silencio ha sido la respuesta, aun así lo sigo considerando mi amigo.

Todos estos detalles tuvimos que sortear con este tipo de gentes Guillermo Mercado y repito, decía Sigmund Freud que todos los seres humanos somos vulnerables, nadie puede permanecer en una caja de cristal porque tienen que ir al escenario donde están los problemas y si alguien por alguna circunstancia no está de acuerdo con ella debe decirla de frente y es posible que se encuentren los juicios que favorezcan a una y otra parte.

Algún día escribí sobre el psicoanálisis y recibí la llamada de Guillermo para decirme eso precisamente que todos los seres humanos tenemos vulnerabilidad peor hay tiempos y circunstancias.

Unas horas después me llegó un libro cuyo autor es Freud, el padre del psicoanálisis, se titula: “Cirujano de Almas”.

Mercado Romero se entregó a este pueblo, lo hizo bien después de tres décadas sigue confiando en la ciudadanía, sigue en contacto con la gente, se le observa en los comercios donde se vende barato, se desplaza en short, en pants, formalmente, pertenece a un grupo de diversos credos que se llama Reflexiones donde se aprende o se empeña de quienes enviamos un saludo cordial. Esto es lo menos que podemos hacer por un gobernante que supo sacar la casta y si en algo se permite emplear la disciplina la premisa coloquial, mucho se parece a un ex boxeador llamado rocky marciano, cuando subía al cuadrilátero recibía y recibía y concluía la pelea con su cara casi desfigurada, el púgil no perdía la compostura y bastaba un solo golpe para dejar fuera de combate al antagonista.

Pone de cuerpo entero al peorcito de los dos mencionados, y qué un familiar aparece con una tienda monumental en Cabo San Lucas vendiendo zapato deportivo para hombres y para mujer. ¿Cómo le hizo?

Finalmente es lo que modestamente no hemos olvidado sus viejos colaboradores se ven en la necesidad por lealtad de hablar las verdades.

La frase de este día es: “Águila pues”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s