En la Opinión de Alfredo González


  • Epidemias y pandemias son como los políticos: arrasan con todo

África ha sido el escenario de donde han surgido graves males para la humanidad. Compuesto por una demografía en la pobreza, con permanentes hambrunas, y una niñez escuálida y sin las defensas naturales son las condiciones para contraer enfermedades que van de las fáciles de combatir y otras que, como el ebola, la peste, y otras de no menor gravedad se dispersan por el mundo.

Si hacemos un poco de historia terminada la primera guerra mundial en 1918, se desato como se conoce como la influenza española o gripe española. Acabo con cincuenta y dos millones de seres humanos. Se extendió hasta los litorales del pacifico perdiendo la vida el 50 por ciento de la población lo mismo que en el círculo polar ártico.

Investigamos en la enciclopedia universal y no tiene datos precisos hasta donde se extendió el problema, lo que sí está considerado a través de la conseja oral es que las enfermedades graves tardaban más en hacerse presente en el continente precisamente por la carencia de medios de comunicación. La última noticia que logramos a través de una periodista es que la primer corriente migratoria de la nación yaqui debió haber sido antes de 1930 cuando en la ciudad de la paz se desato una epidemia de peste y se requería de hombres recios que para no contraer la enfermedad, iban levantando cadáveres entre sorbo y sorbo de alcohol de 96 grados. Muy escueta la información.

Para diciembre del 2019 Japón hizo la advertencia de un nuevo problema que ahora familiarmente le llamamos COVID y para acabarla de amolar, es un mutante.

Hoy se tienen noticias extraoficiales que hay un país que ya tiene estudios avanzados para combatir la viruela del mono y que se muestra hermético para compartirla y trabajar conjuntamente en ella.

Así las cosas, si no estamos errados en nuestro juicio va a empezar el carnaval de las vacunas. Para el coronavirus salió la japonesa la AstraZeneca, la Pfizer una cubana que no estaba autorizada por la OMS. En otras palabras hubo especulación y en el caso del coronavirus los Estados Unidos de Norteamérica faculta a quien comprueba que tiene síntomas de dicha enfermedad adquirir el producto de las farmacias y aplicárselas ahí mismo.

Con respecto a esto último Wikipedia nos habló con pelos y señales de los enfermos de coronavirus y los fallecimientos y nos dice que gentes del gobierno no dio el dato de los enfermos sino que hubo únicamente 224 fallecimientos. ¡Háganos ustedes el re cabron favor!.

Lo anterior denota una serie de contradicciones porque lo dijimos hace unos días, un empleado de la secretaria de salud federal comento al periodista Ricardo Alemán un comunicado donde se solicitaba la compra de un millón de bolsas cadavéricas y dijimos también que esa adquisición se usaba para un fin predeterminado. Otros llegaron más allá porque como en periodismo también se especula se comentaba que también podría tratarse de un procedimiento de exterminio.

Por eso pensamos que se hace conveniente la convocatoria de gentes conocedoras a una reunión nacional para ir aclarando todas estas cosas. De lo contrario la duda permanecerá.

Una cosa es cierta, es que no hay una capacidad definitiva para establecer los objetivos necesarios para una autentica prevención de contaminación y creo que esto cualquier médico especializado de salud pública puede definirlo mejor que nosotros.

Mientras que el hijo de Manuel Bartlett vendía ventiladores para atender a quienes lo requerían para atender su enfermedad con una ganancia sobre el peso real del 50%, cuando detenda 13 casas en el D.F., lo incorpora el presidente de la republica a su equipo de trabajo cuando don Manuel dejo caer el sistema para hacer perder a la izquierda mexicana. El enemigo de ayer parece ser el cómplice de ahora y una de las instituciones más flageladas por la faltas de insumos y falta de abastecimientos para atender enfermedades que llevan una secuela en sus dosis es el Instituto y seguridad social al servicio de trabajadores del estado (ISSSTE).

Por lo pronto se suma a la estadística la viruela del mono.

Un comentario en “En la Opinión de Alfredo González

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s