En Corto


¡TODOS CONTRA EL TREN MAYA!

Por Carlos González Muñoz

A los detractores del Tren Maya sólo les falta calumniar con la mentira de que Putin, el presidente de Rusia, es quien lo financia.

El tren Maya destaca por ser la joya de la corona, la más emblemática de las grandes obras que el Presidente de la República se comprometió a entregar al pueblo de México antes de concluir su gobierno en el año 2024, y seguramente por esa razón es también el proyecto presidencial que más han atacado las fuerzas opositoras, quienes a toda costa quieren impedir que el tren Maya sea una realidad y nunca verlo atravesar las selvas aún desconocidas de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas.

Estas fuerzas opositoras a AMLO han difundido desde un principio la versión de que destruirá la selva, se contaminaran ríos y cenotes, además de que el tren acabará con la fauna regional, un diagnóstico que no solo distorsiona y tergiversa la realidad, sino un discurso hipócrita porque a estos representantes de la oposición no les interesa defender a la naturaleza pero si en cambio con este pretexto, con la ayuda de jueces indulgentes y medios de comunicación afines, han logrado a través de amparos y de campañas desinformativas, frenar y detener su construcción en algunos tramos, encareciendo los costos.

¿Qué puede realmente importar a la oposición que se suspenda una obra que va a permitir por primera vez en la historia del país, conectar al sur con el sureste mexicano, y a estas dos regiones con el centro y el norte? ¿ Un proyecto integrador que va a balancear el crecimiento y desarrollo de las diferentes regiones del país?

El verdadero objetivo de quienes se oponen al tren Maya no es defender la ecología sino hacer fracasar al presidente y que el sureste de México permanezca en el abandono y en el aislamiento, en el atraso económico y social, para que caciques, terratenientes, bandidos, criminales, saqueadores de madera y contrabandistas de joyas arqueológicas, sigan operando en libertad rodeados de poblaciones sumidas en la ignorancia, en una pobreza y desigualdad crónicas, con autoridades civiles coludidas con los delincuentes.

Este asedio al tren Maya se convirtió en un auténtico boicot de la oposición que no cesa aún y por eso mismo el gobierno federal, en una sesión reciente del Consejo de Seguridad, tomó la determinación de que ahora serán la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Seguridad Ciudadana las responsables de llevar a cabo la obra y no Fonatur como sucedió hasta el día de antier, 17 de julio: Basta de amparos, mentiras y provocaciones, dijo el presidente Obrador.

Con esta decisión eminentemente política, aunque con sustento legal irrefutable, los tramos que estaban suspendidos serán reabiertos y este proyecto de alcance y trascendencia histórica, será próximamente un detonador del desarrollo económico y social que conectará al sur y sureste con el norte y centro del país, una proeza que unirá por siempre los nombres de Andrés Manuel López Obrador con el del tren Maya.

Los casi 2000 kilómetros de vías férreas que cruzaran las selvas tropicales harán visibles a los pueblos originarios establecidos ahí pero ocultos desde siempre. Ahora estos pueblos se incorporan al México de la Cuarta Transformación y sus territorios cargados de historia y cultura, por su grandeza y belleza convierten al sureste mexicano en un territorio económicamente atractivo y con ventajas comparativas que aseguran un rápido crecimiento y desarrollo económicos en el corto y mediano plazos.

El tren Maya, todo indica, ya no se suspenderá y la noticia seguramente le ha provocado trastornos digestivos a más de tres ¿ Verdad don Claudio X. González? ¿don Carlos Loret?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s