Del Tintero


LA CARA DIARIA DE LO COTIDIANO

Por: Armando León Lezama

6: 15 hrs del día 6 de julio. 22 grados de temperatura – mínima 23 – máxima 36, hoy: anúncia el teléfono móvil.

El camión – servicio colectivo de la ciudad de La Paz -, cumple con la cultura urbana de muchas ciudades del país mexicano: pasaje amontonado…

La gran población de la capital del Estado Sudcaliforniano, atiende sus quehaceres desde todo lugar.

Somos la rueda del progreso.

Al igual que una isla, vamos como geografía con humanos dentro, en el naufrágio, como barco sin mapa de guía.

Isla en movimiento. Posible a modificar su ambiente a consecuencia del descongelamiento glacial.

Los poderes constitucionales, son jornaleros de lo presente.

Únicamente mal administran el erario público.

No son visionarios. No se suben al menos al famoso CERRO ATRAVEZADO y echan a funcionar el cerebro, para reflexionar sobre el deber ser.

En vez de seguir la rutina del pasado: Más de lo mismo.

Sencillamente, NO HAY CAMBIOS en el ejercicio gubernamental.

En la próxima entrega escribiré sobre el particular tema.

Ahora, el reconocimiento es para la población que vive en La Paz, Baja California Sur. La rueda del progreso.

El empresariado gigante, mediano, pequeño y micro, hacen lo suyo.

Son motores de la dinámica de la vida social.

El estudiantado está distante de la agenda pública social, legislativa, gubernamental, política…

Muy distraídos.

El magisterio, gran sindicato; nula intervención como opinadores de buena fé.

Nada más gritan cuando les pisan los pies.

Por cierto, el edificio sede del SNTE, que se tomó por asalto, golpes y mentadas de madre; se recuperó con la fuerza de los votos. 3 a 1 en la primera votación universal, directa y secreta de cambio que no sucesión de la dirigencia estatal.

El caso que aún con el mal quehacer del poder ejecutivo estatal para llevar un diálogo franco, objetivo, de miras altas, con la población, La Paz, sigue siendo La Paz.

Aún con desfiguros electorales y políticos.

Aún con la pretensión de querer seguir heredando el poder, sin causas auténticas que muevan pueblo consiente; ¡no!, masas comiciales.

¡Claro!, no es la misma, sin tantos de sus habitantes de antaño y no tan antaño.

De mi parte, mis contemporáneos vecinos de ciudad, devienen de 1973 a la fecha.

Un comentario en “Del Tintero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s