En Corto


INE Y TRIBUNAL ELECTORAL, ENEMIGOS DE MÉXICO

Por Carlos González Muñoz

La comunidad menonita de los Le Baron, asentada en el Estado de Chihuahua, solicitó a las autoridades electorales mexicanas ser considerada como una “comunidad equiparable” y por tanto tener la posibilidad de gozar de derechos y privilegios similares a los que la Constitución Política otorga a los pueblos y comunidades indígenas, es decir, el derecho de elegir a sus propias autoridades, autogobierno, autonomía y libre determinación.

La petición que hacen los Le Baron es debido al ambiente de mal trato, exclusión y rechazo social del que, aseguran, son víctimas por parte de las poblaciones aledañas.

¿Por qué dirigieron los menonitas su petición a la autoridad electoral, el INE, y a su brazo represor, el Tribunal? ¿Un tema de esta naturaleza y trascendencia en manos de ellos? ¿por qué escogieron a esta institución del estado mexicano y no al Congreso de la Unión? ¿porqué ignorar a los legisladores federales?

El día de ayer el Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, TEPJF, Reyes Rodríguez, anunció que ordenará al Tribunal Electoral de Chihuahua “hacer el estudio integral y emitir un veredicto acerca de la petición de la comunidad menonita de los Le Baron”, es decir, el Tribunal asume un papel que no le corresponde y urge se tome una decisión que sabe de antemano será definitiva e inapelable.

¿Se justifica reducir un tema de este tipo a un asunto meramente “electoral”?

Aquí hay gato encerrado y veamos porqué.

Reyes Rodríguez justificó la intervención del tribunal electoral en un tema con implicaciones geopolíticas, legales, económicas, históricas, que lo rebasa por mucho, reduciéndolo el magistrado presidente a un litigio electoral al aseverar que “ en definitiva sí es de competencia comicial la solicitud de los Le Baron porque se relaciona con la posibilidad de que una colectividad ejerza derechos político-electorales”. El señor “atrajo” el caso, se apoderó de este.

¿Acaso el derecho de los menonitas a votar y ser votados se ha violentado? ¡Hágame el favor! ¡Para garantizar el derecho electoral de una comunidad se le otorgan privilegios económicos, sociales y políticos desproporcionados, injustificables!

A pesar de que dos de los cinco magistrados votaron en contra del dictamen presentado por el presidente del Tribunal, argumentando ambos que la comunidad menonita de los Le Baron no puede ser considerada ni equiparable a los pueblos originarios de México, Reyes Rodríguez les recordó que ya existen antecedentes similares resueltos por la misma sala del tribunal, citando los casos de Cherán y San Francisco Pichátaro, comunidades michoacanas protegidas por el Artículo Segundo de la Constitución Política. Rodríguez insistió en que “basta la autodeterminación de una comunidad para que se estudie el caso”.

¿Así de fácil don Lorenzo? ¿quiere decir entonces que cualquier grupo de “encabronados” puede “independizarse”? ¿Qué opina Usted de esta decisión tomada por el presidente del Tribunal Electoral? Hasta el momento su boca ha permanecido cerrada pero en cambio no deja de ejercitarla si de denostar al Presidente de la República se trata ¿no es cierto?

Se lo pregunto porque en El Esterito y en Chametla hay ciudadanos y ciudadanas interesadas en hacer lo mismo que solicitan los Le Baron: autogobernarse.

El trato igual a un pueblo originario que el Tribunal quiere otorgarle a una comunidad de menonitas asentada en el norte del país, a solamente unos cuantos metros de la frontera con los Estados Unidos, atreverse a compararla con los ancestrales pueblos y comunidades indígenas, de aprobarse el dictamen, es una infamia comparable con el delito de traición a la Patria y sentaría el precedente de una balcanización del país, es decir, el INE y su brazo represor, el Tribunal Electoral, estarían sentando las bases legales de la futura desaparición de la nación mexicana como la conocemos hoy.

Es un despropósito que una autoridad civil menor intervenga en asuntos de trascendencia histórica como es el caso de la petición de los Le Baron porque no es un secreto que el norte de México es rico en minerales, particularmente en litio y otros minerales que despiertan la codicia actual y futura tanto de empresas como de gobiernos extranjeros que anhelan apoderarse de estos recursos.

¿Está consciente el INE y el Tribunal Electoral de los efectos políticos, culturales, etcétera,, que traería la decisión tomada por Reyes Rodríguez? ¿tienen facultades legales estos magistrados para alterar y rediseñar la geografía política del país?

Dice don Lorenzo en sus machacones mensajes propagandísticos que “el INE nos une”, sí, pero le preguntamos nos aclare: ¿A quién? ¿a los enemigos de México? ¿a los traidores a la Patria?

2 comentarios en “En Corto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s