En Corto


Por Carlos González Muñoz

BAJA CALIFORNIA SUR CARECE DE PRIMERA DAMA… ¡POR FORTUNA!

Patricia López Navarro es la compañera de vida de Víctor Castro Cosío, gobernador del estado.

Desde su juventud fue una mujer que optó por identificarse con las causas y luchas sociales del pueblo mexicano, particularmente del sudcaliforniano, haciendo de la actividad política desde entonces la principal de sus ocupaciones, misma que le ha dado sentido y dirección a su vida personal.

Su compromiso y militancia con la izquierda social y partidista se remonta a finales de los años setenta del siglo pasado por lo que no debe sorprender a nadie que la también profesora siempre ocupe su tiempo libre en aquellas actividades políticas en las que decida libremente participar.

Patricia López Navarro es para muchos una compañera de lucha y además una profesionista, ama de casa, madre y abuela a la vez.

Desde que el profesor Víctor Castro Cosío fue alcalde de La Paz, por propia iniciativa Patricia ha renunciado siempre a que se le endilgue la denominación de “primera dama” por considerarlo un concepto machista, discriminatorio y elitista, una expresión totalmente fuera de lugar en la Cuarta transformación y que está además reñida con la personalidad y estilo personal de Patricia López.

La profesora actualmente combina sus responsabilidades al frente del Sistema de Atención a la Familia y la Niñez, DIF, con las tareas derivadas de su compromiso con Morena, partido enfrascado actualmente en una campaña nacional de recolección de firmas ciudadanas que respalden la demanda penal en contra de las y los legisladores federales del MC, PAN, PRI y PRD que votaron en contra de la reforma energética del Presidente de la República, tarea en la que Patricia López participa en su tiempo libre como una militante más.

En Morena las primeras damas no existen, se fueron con el PRIAN. Las conocidas como “primeras damas” fueron mujeres convertidas en cómplices que acompañaron a los neoporfiristas en el saqueo a la nación y se beneficiaron del crimen. No las necesitamos. En su lugar el país requiere de mujeres de primera, sólo eso.

No más primeras damas…¡por favor!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s