Del Tintero


COMUNICADO

  • A la ciudadanía y población en general del Estado de Baja California Sur
  • Sean gobierno o no
  • Sean autoridad o no

Por: Armando León Lezama

¿REVOCACIÓN, PARA APLAUDIR A «QUIEN NO QUIERE APLAUSOS»?

El 30 por ciento solamente, de lo requerido en las casillas instaladas para el 10 de abril, estarán dispuestas para la consabida ratificación de Andrés Manuel López Obrador; que no revocación, como presidente de los Estados unidos mexicanos, para concluir su mandato de ley hasta el año 2024.

Es en estricto, reinventar el aplauso hacia el presidente en turno, quien por cierto, en una sentida oratoria, en el mes de enero de 2022, para expresar que no quiere monumentos de su figura y persona y resaltar la grandeza de Ricardo Flores Magón, precursor de la revolución mexicana, que hizo notar que el culto a la personalidad, no es asunto, del movimiento de regeneración nacional.

Entonces, Andrés Manuel López Obrador, ahora, todavía, al frente de una aguerrida movilización de la ciudadanía, histórica, enclavada en un proceso de construcción de candidato imbatible, que creció y se fortificó durante 18 años, generando un boom cultural de la insurgencia mexicana en todo el país, tiene sus meses contados.

De modo, que la revocación de mandato, como figura constitucional, como herramienta de fuerza social contra la pérdida de confianza hacia determinado encomendado de cargo de elección popular, debe extenderse hasta todo aquél legislador, gobernante, funcionario o funcionaria, servidor público, que eleve el termómetro del agravio social; no por ocurrencia.

No se trata de correr por correr a nadie.

No se trata de desgastar la figura de democracia participativa.

Hay y deben agotarse las medidas de apremio a equivocaciones u omisiones, que son de naturaleza normal a la imperfección de los humanos.

Más quienes pierdan la confianza de sus representados, deberán elevar el termómetro del agravio de la ciudadanía – hombres, mujeres y diversos -.

El ejercicio inaugural de revocación de mandato, promovido, expandido, construido, llevado de la mano por el gobierno federal, gobiernos morenistas de los Estados de nuestra república, presidencias municipales, delegacionales, comunitarias y seccionales, lleva la malicia del autohalago, con un discurso de promoción de enseñar a utilizar ésta manera para despachar a su casa, a quien haya que despachar.

Esperemos, que la mala enseñanza de la revocación, se retome en posterior, no únicamente para quien figure como poder ejecutivo federal mexicano; sí, para quien proteste la constitución y sobre la marcha, no cumpla.

Lo del 10 de abril de 2022, es una tanteada a los habitantes del país mexicano y en particular, de quienes viven en la bella Sudcalifornia.

En el terreno de lo inédito, como en los pronósticos de juegos o sorteos, hay resultados inesperados.

No se esperan sobre saltos; pero la tentación de hacer valer una revocación, está a días.

Sea el resultado que sea.

La pregunta, és, ¿ Revocación, para aplaudir a «quien no quiere aplausos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s