Forma y Fondo


Por Federico Riestra Castro

  • “Añorar el pasado es como correr tras el viento”, aprovechemos el tiempo que nos queda
  • La vida no se repite, somos sobrevivientes de una pandemia mortal

Queridas amigas y amigos:

Un proverbio ruso dice que “añorar el pasado es como correr tras el viento”, una una pérdida de tiempo, sin embargo es útil recordar lo vivido, que no todo suele ser de dolor y tristeza, sino también de alegrías y felicidad.

Por eso cada año es bueno el recuento de los logros y los faltantes.

Estamos en una época de cambios y de retos, de crisis económica y de salud, de austeridad y de estridencia política, y por si fuera poco, estamos atravesando por una mortal pandemia que ya lleva dos años, de la que somos afortunados sobrevivientes, pero que aún nos acecha, y que nos ha dejado mucho dolor y ausencias irreparables, así como enseñanzas valiosas.

La vida está llena de sorpresas buenas y malas, el destino no siempre depende totalmente de nosotros, pero como parte de esta sociedad y país, son importantes nuestras decisiones y acciones todos los días.

El pasado no es para lamentarse, no sirve de nada, pero si es una referencia digna de reflexión para no cometer los mismos errores, o repetir aquello que nos perjudica, como persona y como sociedad, porque “la vida es tiempo”, es ‘nuestro tiempo’ y todo cuenta, ese tiempo es lo que se nos va de las manos todos los días cuando no lo aprovechamos.

LA VIDA NO SE REPITE
Lo dice una frase célebre de Heráclito, “nadie se baña en el río dos veces, porque no es la misma agua, ni el mismo rio”.

Como compañeros de viaje en el tiempo, nos toca emprender juntos otra aventura, la aventura de un nuevo año.

No hay que detenernos, ya lo decía Shakesperare , “ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso, las horas y el tiempo pasan”.

Lo sabemos bien, después de cierto tiempo de ocurrido un suceso, el suceso es otro, o para explicarlo mejor en sexenios, que de eso sabemos más los mexicanos, ¿acaso nos acordamos o nos duelen igual de los excesos y errores de los Presidentes?, ¿nos acordamos de sus aciertos?

Igualmente de los gobernantes locales, que ya son otros, con otros errores y otros aciertos, y otras las ocurrencias.

Se impone la gran verdad, para bien y para mal, “nada es para siempre”.

Los invito pues a reflexionar sobre cómo aprovechar mejor el tiempo, porque el tiempo, la salud y el amor de los nuestros son lo más valioso que tenemos, más valioso que el dinero y cualquier bien material.

EL VERDADERO AMOR NO SE VENDE
Con optimismo, vivamos estas fiestas de fin de año, porque significan una nueva esperanza en nuestras vidas.

Con cariño, reciban nuestros deseos de feliz navidad y mejor año nuevo 2022!

Adjunto enlace de youtube con el mensaje


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s