En la Opinión de Alfredo González


  • Más allá de los nombramientos
  • Eran las 22:30 horas cuando vi un mensaje de voz
  • Habían concluido las actividades de palacio.

Más allá de los nombramientos deben mantenerse la vocación de servicio que sumados todos ellos tienen como meta el valor absoluto de la política: la felicidad colectiva.

La voz era la de un viejo amigo a quien vinieron muchos recuerdos juntos con su padre, Alfredo Ojeda y su familia, José Guadalupe Ojeda habían estado desde las 8 de la mañana. Desde luego el gobernante, su secretario Omar Castro Cota (me debes un libro), y un ejército de licenciados que más allá de los horarios aceptaron el evento de ser los primeros en levantarse y los últimos en acostarse. Un ligero acento de cansancio pero firmeza en el concepto José Guadalupe me dijo: mira, Alfredo, hay mucho que hacer todavía. Considere que la conversación debía ser breve porque intuía que ya lo que quería era echarse la sabana encima y disfrutar un sueño bien ganado.

Y en esas condiciones se mueven piezas importantes como Homero Davis, Omar Castro Cota, las gentes que trabajan desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche en áreas que son determinantes como administración, recursos humanos, finanzas, y aquí es donde convergen las metas de los competidores de canotaje cuando dan el golpe al remo con la misma fuerza y entusiasmo.

Hacia el norte Guerrero Negro tendrá importantes apoyos para la exportadora de sal de aquel lugar, esto significa empleos y fortalecimiento de la economía familiar. Al sur Oscar Leggs tira puentes hacia los empresarios de la construcción para que maquinaria y trabajadores entren a la labor de la limpieza de calles. Adelita en Comondu y Edith en Mulege haciendo lo propio, haciendo mucho con poco. Esta suma de esfuerzos no lo digo yo, lo dicen cerca de 4 mil contactos populares y el gobernante está buscando la forma, así me lo imagino que estira la cobija y los pies quedan expuestos al frio.

Me preguntó José Guadalupe ¿qué te intranquiliza? y le conteste: es una extraña sensación de que si los menos por fortuna desde ahorita están pensando cómo dar el próximo salto a través de malas artes, se la llevan padeciendo calenturas adelantadas y eso los hace mojar en algodones sin que el sustento o cimiento para promoverse es el trabajo y la leal camaradería. Eso es servir al pueblo del gobierno.

Y me dijo: ¿Por qué no nos tomamos un café? Claro que sí. Un hombre con una insuficiencia cardiaca y renal con un ritmo de trabajo a contrapelo desde una curul, que todo se les va a dar en bandeja de plata.

Esto ya fue mi reflexión. El café lo tenemos pendiente, espero que sea antes de las navidades. Un abrazo jefe.

La frase de hoy:
“el ejercicio en el campo apasionante de la política la hacen hombres y mujeres de buena fe, no de lagartones y lagartonas que sin mover un dedo se convierten en gente de horca y cuchillo. La mejor política nunca se me olvida se la escuché decir al Dr. Carlos Dibene Geraldo, es la del trabajo, y la lealtad y lo demás viene por añadidura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s