En la Opinión de Alfredo González


  • Paulina Romero rinde homenaje al empleado postal
  • Raíces habrá de colaborar
  • 80 y contando

Será el próximo 12 de Noviembre cuando la señora Paulina Romero dedique en dos de sus espacios un homenaje a los integrantes del servicio postal mexicano en Baja California Sur. Será precisamente el 12 de Noviembre a las 8:00 de la mañana a través del espacio de Facebook, se estarán escuchando cosas interesantes. Ha sido un buen esfuerzo pues llevó varios días investigando a los sobrevivientes de hace muchos años y logró algunas cosas interesantes. Deducimos qué el presente trabajo que presentará Paulina centra su inquietud en preservar la identidad de los sudcalifornianos nacidos o por voluntad propia. Seguramente habrán en el transcurso del programa surgir cosas interesantes.

Por otra parte el miércoles anterior por la tarde nos sentimos melancólicos ya que al día siguiente cumpliría, el día de San Carlos 83 años de edad. Se dicen rápido pero cuantos se darán todo este tiempo en la vida de un ser humano. Definitivamente no pudimos seleccionar mejor nombre al libro que le estamos invitando a Martin Alonso nos concluya los formatos. Pensé en “El Ultimo Trecho”. Ultima caminata, la más pesada de todas.

Y me preguntaba cuando la tarde declinaba que en una ocasión fui a ver a un gran médico, contábamos con 54 años de edad y cuando me preguntó que sí que me aquejaba le dije qué me dolía una rodilla y un brazo. Me repuso “ah, eso es lo que tienes”, otro que fue amigo de la infancia el Dr. Antonio Carrillo Huacuja me decía: “Alfredo: después de los 40 hay que empezar a cuidarse”. Hechos que se alejan o se acercan. El viejo barrio, la 16 de septiembre en ese tramo de Belisario Domínguez y Madero donde la muchachada de las familias Collado Maya, Angulo, Arango, Sánchez Cordero, Torreblanca Sánchez, Sánchez González, tardes otoñales cuando íbamos a elevar papalotes cuando soltaba el viento del noroeste. ¿En dónde están?

La sombra de la tristeza desapareció cuando me dije a mi mismo, “Dios es la fuerza”. Después de todo y con los obstáculos que hayamos tenido que salvar, soy afortunado porque tengo una esposa que dedico toda su vida a cuidar a sus hijos y a sus nietos. Hay un nieto que se quedó con nosotros desde niño, se llama Alfredo Zuloaga González, que por cierto me hace enojar y yo también lo hago enojar a él, cosa que nos identifica más porque tiene el carácter de sus abuelos maternos.

Y para cerrar la verdadera heroína de esta película es mi esposa porque para aguantar 55 años de casados a Alfredo González es una verdadera proeza. Formamos una tribu de 6 hijos, 13 nietos y 5 bisnietos. Que dios los guarde mucho tiempo.

Cerré el cuaderno cuando las primeras sombras seguían entonando el Ángelus, la oración vespertina que va indicando el final del día. Di Gracias a Dios por haberme permitido verlos crecer, educarse para que sean ciudadanos socialmente productivos.

El último trecho es el más difícil pero yo creo que la fuerza de voluntad y la firmeza en las determinaciones puede fortalecer metas y al menos soñar que algún día pudimos hacer mejor las cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s