En la Opinión de Alfredo González


  • Del archivo del Director de Raíces.

Fragmento del escrito por Humberto Zamora el 2 de diciembre del 2005.

La introducción seria que esto se deriva de la invitación hecha por nuestro bien recordado compadre Valente Jesús Salgado Calderón, a nuestro amigo y jefe de información Humberto Zamora para que diera algunas opiniones.

El día 5 de diciembre del 2005 esto escribió el avezado periodista: “Hace 20 años había llegado a B.C.S. Y agrega: abrigaba la esperanza que la nueva generación pudiera superar las diferencias de la generación adulta, pero no ha sido posible. Solo que han existido retrocesos al tiempo que han avanzado en otras. Pronto se cumplirán dos décadas de haber llegado a estado libre y soberano. Hemos jalado cada quien para su lado, el de los intereses personales. Es hora de que hagamos un alto en el camino y observar con detenimiento ese video tape de esos veinte años. Pero solo hemos fallado. Debemos dejar al margen los diferendos, colores, y superar los obstáculos. Dijo Gardel: 20 años no es nada, pero eso significa dos décadas perdidas irremisiblemente entre dimes y diretes”. Fin de la cita…

Algo así como lo que se impulsó desde el sur del estado hace unos días.

En la página 2 del día y año ya invocado, nos dijo Uriel Santana, recibió un bello pensamiento y la letra dice:

A este pueblo calisureño que se ha enfrentado al destino
Oponiendo con denuedo su temple, fulgor y esperanza
Ante los adversos golpes de realidades y escasez
Para seguir el camino

–°°–

A esos que aquí nacieron y lo dicen con orgullo
Pero también a quienes dejando su tierra, han venido
En pos de alguna ilusión
Y con trabajo fecundo
Han hecho sudcalifornia
A todos los que contigo, vemos luz en la mañana
Esa luz de la unidad, de la fe y de la esperanza:
Seguros de que escogimos el camino más seguro
Para alcanzar la victoria.

Conclusión: justifica lo expuesto por Humberto Zamora y también lo de Uriel Santana, hay algo que los personajes buscan en común: la unidad, quizá tomando un café aunque no sea del mismo partido puedan surgir nuevas ideas, porque por encima de todas las cosas decía Zamora, está el interés general de la colectividad.

Las dos participaciones aunque parezca lo contrario, se atraen porque hay mucha gente que efectivamente abrazo esta tierra con emoción y vino la transculturación para tomar el escudo del hombre peninsular. También Jordán Juárez decía en El Otro México que esta tierra poseía un extraño magnetismo pero también un fetiche que la defendía de aquello que llegaba no con buenas intenciones. Así como llegaron los pescadores, los que conquistaron el desierto, la rancherada de los últimos guaycuras.

En el fondo tirios y troyanos desde el ángulo de Zamora y con suavidad Santana, jamás estaremos aquellos que vienen en busca de un botín, ese botín de los bastardos que van de pueblo en pueblo depredando.

La revista que fue la numero uno, su consejo editorial lo formábamos Víctor Octavio García, Anselmo Romero Lucero, Álvaro González Sotelo, Valente de Jesús Salgado Calderón y un servidor.

Reflexionémoslo porque como dijo Seattle, el caudillo de los pieles rojas: quizá algún día volvamos a ser hermanos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s