Digo


Por Vic Villavicencio

Pues bien, entre aspersiones de agua bendita, sahumerios de chamanes y demás rituales, los nuevos alcaldes de la entidad asumieron sus respectivos encargos.

Ahora solamente falta que cumplan sus promesas.

Que fueron muchas.

Digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s