Digo


Por Vic Villavicencio

La alcaldesa entrante de Comondú, Iliana Talamantes, llevó la profilaxis al extremo: mandó rociar con agua bendita las oficinas municipales.

¿Seré por precaución, o confundió SANITIZAR con SATANIZAR?

Digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s