Preocupa a académicos las nuevas marinas proyectadas para La Paz


A la opinión pública Sudcaliforniana:

Nuestra ensenada y bahía han sido continuamente agredidas por el actual modelo desarrollista de la ciudad, que habitualmente desdeña nuestro entorno ecológico. Además de recibir regularmente aguas negras y tratadas, cada temporada de lluvias la ensenada recibe gran cantidad de aguas y escurrimiento contaminantes de las calles de la ciudad.

Por otro lado, el crecimiento urbano depreda continuamente sus manglares, pero las mayores y agudas afectaciones provienen de los dragados para la construcción de nuevas marinas y muelles. En el último dragado llevado a cabo por la SEMAR, entre 2017 y 2019, se registró la muerte de más de 100 individuos de tortugas y delfines. De estos últimos se sabe que el delfín tursión utiliza la ensenada como área de crianza y alimentación y son afectados no solo por la contaminación generada al remover el fondo marino, sino también por el ruido de la draga que interfiere con su sistema de navegación y comunicación produciendo varamientos letales. El dragado también puede afectar a las numerosas especies marinas que usan los manglares para su reproducción y desarrollo, sin dejar de lado al icónico tiburón ballena que habita en la punta del Mogote en la bahía y que representa uno de los mayores atractivos turísticos de nuestra ciudad.

Además de las graves afectaciones ya mencionadas, el dragado ha dañado seriamente los cultivos de callo de hacha y otras especies cultivadas por los pescadores de OPRE (Organización de Pescadores Rescatando la Ensenada) en el Manglito. Esta organización lleva más de tres años desarrollando un proyecto de siembra y explotación de especies comerciales de bivalvos como el callo de hacha, mejillón y otros, además de turismo local, para lo cuál cuenta con una concesión por 20 años de cerca de la mitad de la superficie de la ensenada. OPRE no solo utiliza este cuerpo de agua como sustento, sino que además trabaja activamente para su protección y recuperación, llevando a cabo incluso el sembrado de manglar.

Nos alarman las últimas declaraciones del C. José López Soto, Director de API-BCS, en relación a la apertura de dos nuevas marinas: una dentro de la Ensenada y otra en Pichilingue, que se suman a las anunciadas en los proyectos iniciales del Mogote, en el conjunto Paraíso del Mar, y de ENTREMARES, que, aunque fueron legalmente detenidos en su momento, parece ser que la primera ya se ha reactivado. Hay que mencionar que estas autorizaciones dictaminadas por la DGIRA de SEMARNAT, violan los acuerdos internacionales sobre los dos Sitios Ramsar: “Humedales del Mogote-Ensenada de La Paz”, y “Balandra” en la Bahía del mismo nombre, así como la protección de la fauna marina que incluye delfines, tiburón ballena, tortugas marinas y mantas entre otros, mediante la NOM-059-Semarnat-2010. Por lo que respecta a los acuerdos RAMSAR se enfocan sobre todo a la protección de estos humedales como sitios de anidamiento, refugio y alimentación de aves migratorias.

Cabe mencionar, que los integrantes del CAS participamos en la consulta pública de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para el “Proyecto Dragado, Construcción de un Muelle, Rehabilitación de los Terraplenes y Rampa de Botado en la Playa “El Manglito”, La Paz B.C.S.”. En dicha consulta, señalamos los riesgos que implicaría el hacer dicho dragado, mismos que fueron confirmados por las autoridades ambientales de la CONANP y del Departamento de Ecología del Municipio de La Paz.

Sin embargo, la DGIRA hizo caso omiso a los señalamientos y en febrero del 2020 la MIA del proyecto, fue aprobada, sólo que ahora se incluye además la construcción de una marina al final de la calle 5 de Febrero. Otra fuerte e inminente amenaza, es la posible instalación de desaladoras en la ensenada y en la bahía para aliviar el gravísimo estrés hídrico de nuestro acuífero, lo cual ya fue anunciada por CONAGUA y el edil paceño. Todo como consecuencia del descuido añejo del acuífero y del incontenible crecimiento de la ciudad.

En conjunto lo anterior nos indica que el futuro de la Ensenada y Bahía de La Paz está en un muy alto riesgo y queremos manifestar nuestra preocupación tanto a la sociedad peceña como a sus autoridades a nivel local, pero también a nivel estatal y federal quienes no deberían permitir este ecocidio.

Colectivo de Académicos Sudcalifornianos (CAS)
casbcs1@gmail.com

Un comentario en “Preocupa a académicos las nuevas marinas proyectadas para La Paz

  1. Pingback: Academics are concerned about the new marinas planned for La Paz - The Cabo Post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s