En la Opinión de Alfredo González


  • La hora veinticinco
  • Doce disposiciones que van a ocasionar problemas
  • ¿La hora veinticinco en México?
  • Conceptos de Catalina Noriega. Muy claros y precisos

La hora veinticinco es una obra del género narrativo cuyo autor es Constant Virgil. En síntesis presenta un personaje que se llama Tayan Konye, un campesino húngaro sorprendido por la segunda guerra mundial que vino a cambiar toda su existencia.

En concreto es la vida de un personaje que le toco experimentar un horror de la conflagración bélica, terrorismo, asesinato, intrigas, etc. Es una expresión brutal de la literatura, que solo se concibe cuando el odio, la ambición y el poco respeto por la dignidad humana son los impulsores a estas acciones. Los perfiles anteriores son distintivos de los pueblos dirigidos por gobernantes autócratas y dictadores. Hitler, Stalin, Mussolini que fue colgado boca abajo junto con su amante, de Leónidas Trujillo en la dominicana un guacho machista y la gota que derramo el vaso fue el asesinato a palos de las hermanas Mirabal, no podía faltar el carbón de Fulgencio batista que hizo de la habana un burdel y en cuanto la insurgencia cubana entro a la Habana en un acto estúpido ordeno a la fuerza aérea que ametrallara a la población ,en el margnanum de la hora 25 también existe en la hora del amor, la tristeza, la nostalgia. En el refuego de las bombas y los cuetes un hombre pensaba en un amor.

Inclusive les queremos transcribir unos versos porque es unas obra con una descarga espiritual, se ve el lado silencioso del protagonista porque el libro es un ataque continuado a la libertad y de la dignidad del hombre.

Moritz otro de los personajes es hecho prisionero por los nazis y aun así siendo víctimas de odios escribió lo siguiente:

Es la hora 25- me gusta esperar- una explicación- que se podía ser pasionaria- y nunca lo sabré- solo es tu silencio – lo pude entender- que te perdí y por fin – ni un minuto más – ni un segundo más – te amé – te amé – ni un segundo más – la noche sin luna – que se parta en dos – cuando escuchaba que no era yo –y solo eran vos – la hora veinticinco está por llegar a la mejor nunca existió como nosotros dos – nosotros dos – cuando ya no es posible la esperanza – el momento que todo lentamente de salvar se ha iniciado.

La idea para este trabajo y recomiendo paciencia a nuestros lectores nos la dio una mujer que con todo valor y que se llama Catalina Noriega nos dice con los calzones coloquialmente hablando bien situados en su lugar que sobre lo anterior se refleja así que en México ya se inició la hora 25.

Refiere la valiente escritora en una editorial el sábado pasado en un rotativo local que AMLO convocó a suscribir un acuerdo por la “democracia” ¿cuál? La de él, la de su capricho? Por principio de cuentas no tomo como participantes los gobernadores de la CONAGO que son del frente nacional opositor. Seguramente se olvidó que en un país de un solo partido, de una sola voluntad, es una nación totalitaria y por ende mandado por un dictador rastacuero y ramplón. Notoria fue la ausencia del presidente en el INE t del procurador general de la republica pero a cambio nos franqueaban el secretario de la defensa nacional y el secretario de marina y no faltó el bufón cobarde de Pliego Aramburo que ahora le hace genuflexiones cuando lo criticó , falto en esa parodia “democrática” que con la lengua el señor Pliego Aramburo estuviera lustrándole los zapatos a López Obrador. No dejaron nada a la imaginación. El terror enfermizo de un presidente a estas alturas se pudiera decir espurio, ennoblecer la democracia con la fusta y la bayoneta. Eso no es democracia es fuerza bruta o la premisa de Cicerón que hay quienes dicen que la frase siseranea que : la fuerza es el derecho de las bestias. Ni más ni menos la hora veinticinco, es el inicio del final y es que no han querido entender que ya es suficiente con lo que se ha pactado a través de los años y que la sola ausencia del presidente del INE es una bofetada hacia el pueblo por que el instituto nacional electoral es de todos los mexicanos.

La frase de este martes la dejamos al pueblo para su interpretación.
“Por nosotros que se vayan a la quinta chingada”
La quinta chingada es la finca heredada al presidente por sus padres en Tabasco
Dio la reata un brinco
Repercutió en el teatro
Ya que el día tiene veinticuatro
Pero estamos en la hora veinticinco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s