En Corto


Por Carlos González M.

  • “Leggs, Armida e Ibarra, una Historia de Honor y Deshonor”

El profesor Oscar leggs es por fin el casi candidato a la alcaldía de Morena PT a Los Cabos. ¡Vaya que se la ha ganado!

Después de sortear decenas de obstáculos sobre la espalda del también ex delegado de Cabo San Lucas descansa ahora la responsabilidad principal de conquistar la simpatía y apoyo de la mayoría de los votantes cabeños para que en el territorio más sureño de Baja California Sur, en junio próximo lleguen los aires transformadores del movimiento que a nivel nacional encabeza Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República.

El primer obstáculo a vencer del profesor Leggs fue derribar el muro de descalificación y desprestigio que en su contra enderezó la misma alcaldesa de Los Cabos, quien desde un principio vio en el entonces delegado de Cabo San Lucas a un serio y peligroso contrincante que se interponía en sus anhelos personales en busqueda de la reelección.

La alcaldesa lejos de lograr su objetivo el resultado fue que la popularidad de Óscar crecía ante una señora Armida que vio disminuída la suya al tener la oportunidad y comparar y contrastar la población cabeña el desempeño cotidiano de ambos funcionarios públicos ¡perdiendo de calle la entonces militante morenista!

Después vendría el reto principal a vencer por Leggs: las 3 millones 478 mil 903 encuestas realizadas (jajaja, ¡se vale exagerar un poquito!) que el doctor Ernesto Ibarra impuso como condición para que el Partido del Trabajo, PT, quien le postuló como su precandidato a la alcaldía de Los Cabos, firmara el convenio de coalición con Morena, exigiendo Ernesto una y otra vez hasta el delirio repetir la encuesta porque en todas ellas ¡él perdía! y en cambio el profesor Oscar leggs ¡ganaba todas!

El pasado fin de semana se realizó de nuevo la medición de popularidad entre el profesor y el doctor y el resultado fue el mismo: Oscar leggs le ganó a Ernesto Ibarra: Él es ya oficialmente el coordinador en Los Cabos de la Cuarta Transformación y el final de esta historia es que la señora Armida como también el doctor Ibarra (sobre todo sus respectivos asesores y padrinos) con sus caprichos y golpes bajos dados por debajo y por encima de la mesa -tal vez sin procurarlo deliberadamente-, contribuyeron al surgimiento de un líder político verdadero y de carne y hueso al que quisieron destruir sin lograrlo. Al contrario.

Debido a sus presiones e intrigas Óscar Leggs se vio obligado a salir repetidamente a la calle. Ha gastado suela buscando una y otra vez el apoyo de la ciudadanía…y lo recibió.

En parte gracias a ellos Óscar Leggs es hoy un candidato que goza de prestigio, reconocimiento y legitimidad.

Ambos acabaron haciéndole un gran favor al profesor porque le convirtieron en víctima ante la opinión pública y ellos aparecen finalmente como sus verdugos.

El vía crucis del profesor ha terminado. En cambio el de ellos apenas comienza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s