En la Opinión de Alfredo González


  • Delicada una controversia social.
  • Expertos en distractores, son el centro de los reflectores.
  • Las costumbres son leyes morales
  • Tenemos dos celebres violadores: AMLO y Salgado Macedonio

Cuando un alto porcentaje de individuos ve violado sus derechos se prohíjan las controversias sociales. La raíz de todo esto son las aplicaciones de las nuevas puntadas de una oficialidad gubernamental que sirve para maldita la cosa, y nos quieren medir el vitoque con la umas. Esto debe interesarles a todos aquellos empleados pensionados y jubilados que le sirvieron al gobierno en diversos ramos de los poderes de la unión. Se les hacen muy elevadas las cantidades, pero no miden los esfuerzos de todos aquellos que aportaron su trabajo para el engrandecimiento de la nación.

Una controversia que define según la enciclopedia universal como una discrepancia entre dos o más personas. Pero una controversia social es más delicada, porque quienes le han servido a la federación están dispersos por toda la nación.

El horno no está para ser asado con legumbres. Magisterio, aduanas, correos, policía federal y todos aquellos que comprende el ámbito correspondiente ven con desgano y coraje como va a ser el final de sus vídas y las carencias de sus hijos y sus nietos. Pero parece ser que el personaje que asimismo se auto llama que es un humanista y demócrata le cruzan el rostro sus propios vocablos y han ejercido una serie de injusticias, se ha aumentado la inseguridad, no se han fortalecido con recursos a la agricultura o a la pesca, tuvo que haber muchos muertos para hacerle frente con dignidad y respeto a la defensa de los compatriotas. Acaba con el FONDEN, revientan mujeres empresarias diciendo: nos pidieron que los confináramos en nuestros hogares, que no nos visitaran nuestros hijos y nuestros nietos, que usáramos el cubre bocas, y nos correspondieron quebrando empresas, comercios, industrias de alimentos. Nos decía una empresaria restaurantera que también nos dijeron que cubriéramos los sueldos de los empleados y de este negocio que manejo se sostienen dieciséis familias y nos avientan con el mendrugo de 25 mil pesos de apoyo. Estos son los que se robaron la esperanza en la caja de pandora para convertirla en desesperanza y frustración. No sabemos cuánto van a cacarear la aplicación de las vacunas para echar humo, lo único que no van a revelar es la cantidad de mexicanos que murieron y que morirán a causa de la pandemia que por una falta de previsión, inteligencia y capacidad hubiesen sido menos los fallecidos.

Por otro lado, las costumbres de los pueblos también son leyes morales. Tienen debatiendo el asunto de la marihuana más de dos años, en cambio y a cuestión de la energía eléctrica casi de un plomazo fue aprobada, yo creo que al señor presidente se le olvidó que no habría alza en los energéticos.

Todas estas cosas, son una pequeña parte de lo que en 27 meses ha llevado a cabo un equipo que parece no tener pies ni cabeza, desde la logística de su primer informe que lo pusieron como tercero hasta equivocaciones que no tienen razón de ser dándole a Vicente Guerrero la autoría de los “sentimientos de la nación”, cuando un alumno de educación elemental sabe que fue el gran José María Morelos y Pavón.

Señala la corrupción como el mal para el desarrollo ¿Qué va a hacer con su hermano Pio? ¿Qué hará con Lozoya el soplón? ¿Con los familiares que les licitaron en forma directa concesiones millonarias?

¿Recuerda usted el 15 de septiembre del año anterior? Nunca debió haber tomado como cede el palacio nacional, eso corresponde a la historia que es mucho más grande y más sabia que usted, que yo y que otro. Cuando observamos la plaza del zócalo sentimos una extraña premonición, cuando 200 mil mexicanos no vitorearon a los héroes y así muchos se están desmarcando de los caprichos sistemáticos de no ponerse al lado de la razón.

Si usted estudio seguramente sabe que el valor absoluto del derecho es la justicia y se cumple con esta cuando se respetan las libertades de opinar y no sojuzgar a los poderes de la unión y las costumbres se convierten en leyes y hay que cumplir con ellas. Debe ser satisfactorio el momento sublime de: “puro cumplir con la constitución de la república de los estados unidos mexicanos y las leyes que de ella emanen que aquel que no lo hiciere, que la patria me lo demande”. ¿Lo recuerda?

Aunque no se lo estén demandando a gritos se deja sentir en toda su intensidad la valentía cívica porque usted no es un semi-dios, usted tiene temores, indecisiones, no tiene un solo talón de Aquiles sino su debilidad que es el desquite y el rencor. Le advertimos que pusiera proa al sol y dejara que las áreas correspondientes se encarguen de las investigaciones pero usted quería todos los reflectores, pues ahora los tiene.

Hoy, lejos de hacer un arbitraje digno de su investidura, más allá de no saber el destino de los subejercicios sobre todo en salud, insistimos en una reflexión verdaderamente humanista, porque prácticamente los de la tercera edad que pensábamos un mejor futuro para México, sus familias poco a poco verán deteriorados los ingresos.

Decía un economista que la auténtica libertad, es la conciencia de las necesidades. En la proporción que queden satisfechas las estrecheces seremos más libres pero ningún pueblo puede ser tan débil moral y físicamente como para permitir que todo lo edificado lo estén aprovechando unos cuantos logreros. Cuando los hombres sufren necesidad, enfermedad, miseria, es porque no han satisfecho sus elementales necesidades, entonces queda triste un tigre de bengala con el estómago vacío y si se siente acorralado más vale no ponérsele enfrente.

El problema es que quieren sacar dinero de donde se pueda. No es anunciando con bombo y platillo el pago de dos bimestres de pensión que por ley nos pertenece, están buscando un éxito con recursos populares y eso se vale.

Todos los organismos gremiales como los miembros hayan servido a los poderes de la unión deben actuar con energía, decisión, dentro de la ley, pero no mostrar fealdad, temor, porque podría interpretarse como cobardía.

Reflexión: anima en estos momentos de inquietudes, que nuestro estado este siendo dirigido por hombres y mujeres eficientes: un gobernante que sigue una febril actividad, un secretario general de gobierno como Álvaro de la Peña que podría dar clases de como abatir la delincuencia, un Isidro Jordán Moyron que puede dar clases de administración de los recursos de un pueblo siempre listo al luchar y vencer, un presidente del tribunal superior de justicia cuyo criterio parte de que justicia retardada es justicia denegada, un comité integrado por todas las fuerzas públicas y privadas que toman decisiones no laterales sino que aceptan opiniones.

Bienvenida las vacunas señor presidente, pero también tendrán que dar una explicación clara sin adornarlas con los lame suelas que no faltan. Arregle lo de los salarios mínimos sino tendrá varios adversarios enfrente porque están siendo lesionados intereses ganados con el sudor de la frente.

La frase de este lunes es: “Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”.
(John F. Kennedy).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s