En Corto


¡QUÉ COSAS CON EL APAGÓN!

Por Carlos González M.

El frente frío que durante la noche del 14 de febrero pasado cubrió todo el territorio texano fue tan drástico y sorprendente que se congelaron los ductos por los que corre el gas natural que alimenta sus centenares de plantas generadoras de electricidad, provocando el caos en aquél territorio sureño de Estados Unidos al interrumpirse el suministro de electricidad toda esa noche y parte del día siguiente.

El estado de emergencia provocado por el apagón en esa entidad federativa de la Unión Americana disparó el costo de la unidad de gas natural de $13 dólares hasta la increíble cifra ¡de 9 mil dólares por unidad del combustible!, encareciendo la materia prima a niveles estratosféricos no sólo de un día para otro ¡sino de una hora a la siguiente!

Sin embargo una decisión que se tomó allá y evitó un mal mayor para su población fue la entrada en vigor de inmediato de una ley Estatal de Texas sobre política energética que protege a la gente y a las empresas de emergencias como esta al obligar se suspendan las ventas al exterior de gas natural.

¿ Y qué pasó en México? El mismo frente frío ocasionó en el norte del país un efecto doblemente devastador porque al fenómeno natural se le sumó el corte del servicio eléctrico al interrumpirse a su vez el suministro de gas proveniente de Estados Unidos.

Si Texas sufrió una gripe aquí se provocó casi una pulmonía.

Sin embargo debido a la tos y a las flemas qué expulsó el enfermo quedó al descubierto para un amplísimo segmento de la sociedad mexicana una de las más grandes traiciones de los neoporfiristas que le infringieron a la población: la dependencia energética.

En esa región del país la CFE -la empresa propiedad de todos los mexicanos-, a quién ellos llaman “una empresa monopolio del gobierno”, la verdad es que apenas interviene y surte con sus propios recursos ¡el 20% de la energía eléctrica que se consume ahí! porque el resto la abastecen plantas generadoras de electricidad que se alimentan con gas natural y que la revenden a la Comisión Federal de Electricidad.

Esas plantas que al dispararse el costo hasta las nubes decidieron interrumpir el abastecimiento acordado con la Comisión Federal de Electricidad (según declaró a la prensa un funcionario de la Midstream Oil and NGL Market de Texas) “el mercado funcionó pero la CFE decidió no pagar el gas natural a ese precio”.

Si a esas vamos la Comisión Federal de Electricidad aún sacrificando todo su presupuesto anual y el de los próximos cinco años ¡de todas maneras no habría podido adquirir el gas natural!, porque el suministro fue suspendido debido a la aplicación en Texas de una ley que privilegia a su población en casos de emergencia y la protege de probables desabastos.

La mañana del lunes el país se levantó en vilo a causa del apagón, cierto pero simultáneamente millones de personas tuvieron la oportunidad de ver en pantalla gigante y de entender de un sólo golpe qué tan extendidos y profundos estuvieron y siguen estando los cánceres de la corrupción y la impunidad.

Cuesta trabajo entender cómo fue posible que a lo largo de los últimos 35 años ¡en nuestras propias narices! los señores y señoras neoporfiristas vendieran y remataran a extranjeros -con el pretexto de la globalización y de las energías limpias-, el 80% del mercado norteño de la electricidad (sólo para hablar de una porcion del territorio nacional).

¡Qué cosas tiene la vida Mariana!

A mucha gente el apagón le sirvió para que les caiga el veinte y entiendan porqué López Obrador ha decidido que la Comisión Federal de Electricidad vuelva a ser una empresa fuerte y con finanzas sanas, una empresa de la nación que sea ella misma y no desde el extranjero quién dicte y decida lo mejor para los mexicanos.

En cambio los gobiernos neoporfiristas de Fox, Calderón y Peña Nieto con el discurso mentiroso de que “traerían energías limpias, baratas y generadoras de empleo” desmantelaron a la CFE y favorecieron indiscriminadamente la inversión extranjera.

Pero sólo fue eso a fin de cuentas: negocios sucios nada limpios. Ni baratos ni tampoco creadores de empleo.

Estos personajes de la politiqueria pasarán a la historia como los sicarios del imperio, los Judas de la Patria.

Con el silencio cómplice de muchos otros actores políticos y económicos, incluidos los líderes del sindicato de electricistas de la CFE, todos ellos son y serán los responsables de que México haya perdido su soberanía energética y que ahora se tengan que importar del extranjero gas, gasolina y demás combustibles.

¡Y todavía tienen el descaro de achacarle el caos a la Comisión a quién acusan “de no tener la capacidad operativa ni de haber realizado las inversiones a tiempo para atender la energía que el país necesita”.

¡Ver para creer!, ¡además de rateros son unos cínicos!

A fin de cuentas el apagón dejó fríos a muchos pero a los neoporfiristas del PRI- PAN y anexas el suceso además los exhibe al desnudo dejando expuestas al aire sus partes más íntimas y perversas.

¡ y quieren regresar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s