Del Tintero


LA VERDAD EN 3 MESES: PELAYO – CASTRO

  • NADA FÁCIL PARA NADIE

Por: Armando León Lezama

Los alborotos de la política electoral están apagados aún.

El covid19, ha generado un ambiente de baja intensidad en eso de los encuentros entre suspirantes aspirantes de todos los géneros y de todos los partidos políticos.

En el tema de la sucesión del gobernador Sudcaliforniano, en la antesala del último estirón denominado, “campaña”, dos personajes están en camino a la salida y en espera del banderazo de, arranquen.

Francisco Pelayo Covarrubias y Victor Manuel Castro Cosío.

El PAN vs MORENA.
Para el análisis político nacional, la nota de impacto en el Estado de Baja California Sur, será: GANÓ PANCHO PELAYO.

El panista irá en alianza con el PRI, PRD, más los partidos locales, de renovación Sudcaliforniana y humanista.

A la fecha de la mitad del mes de febrero de 2021, MORENA sin candidatos, es el partido a vencer.

A pesar de que desde el año de 2018, los representantes populares que llegaron por ese partido, han dejado un ambiente de espanto del voto.

Han desmerecido la oportunidad histórica de hacer juntos historia de la buena a favor de los habitantes de la geografía Sudpeninsular.

Sin embargo, con todo y ese desprestigio hacia el MORENA, hacia la política y los políticos, el partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, es el “COCO” del PAN en la media península.

Por su parte, el ya candidato a gobernador del PAN, próximo a ser el candidato de la alianza entre los partidos mencionados, y luego, presto a registrarse ante el Instituto Estatal Electoral, ha venido trabajando duro y tupido para ser competitivo.

Ese afán, le permitió lograr una candidatura a la que le falta mostrar la unidad en hechos.

Por ejemplo, ver en foto y en el campo de acción a Pelayo y todos quienes también levantaron la mano para aspirar ser “EL CANDIDATO”.

Porque de otra manera, para el político que arroja el alma – Francisco Pelayo -, le será difícil llegar con mejores condiciones a los últimos días de mayo.

Unidad sin simulación.

En éste tema, la exigencia es a ambos grupos políticos.

No simular.

La población observa y los deja ser.

En el PAN y anexos, serán votos de lealtad, votos de indecisos, votos ganados durante los meses de trabajo político.

En MORENA y anexos, serán votos de conciencia, de la línea libertaria, de ofendidos y descendientes de ofendidos por el viejo sistema político mexicano. El voto de la esperanza.

El grupo del que pueden sacar raja política, es el de los abstencionistas.

Ahí está el contingente que puede hacer la diferencia.

En el México de hoy, en la Sudcalifornia del presente, la población es definida.

Reiteró, el abstencionismo, es la veta de votos.

Por ello, el no simular les dará suma.

Finalmente, el ambiente local, estatal, está impropio para una elección copiosa.

El fantasma del poco voto se percibe.

Entonces, panistas y morenistas, que la civilidad, el ingenio, la seriedad de propuestas por ser viables y no guajiras, le den a la política en la entidad, un nivel decoroso, de inteligencia, razones y argumentos.

Ya hace falta.

No basta sean gobernador.

URGE que sean sinceros y plenos en no mandar; sino proponer y escuchar las voces de la sociedad: Académicos; Intelectuales; empresarios; estudiantes y profesionistas…

No hay fiestas anticipadas.

Mejor, entremos a una temporada de seriedad, responsabilidad y compromiso no simulado de cada candidato que registrado esté para contender por el poder ejecutivo del Estado de Baja California Sur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s