Del Tintero


EZEQUIEL LIZALDE RODRÍGUEZ: Mirando más allá del horizonte

Por: Armando León Lezama

Atento personaje humano

Sensible al olor de mar, al color del mar, al sabor de los amaneceres y de los espectaculares atardeceres.

Probador mañanero del café y provocador de la frase a la vida: Buenos días!, en su Facebook.

Lo conocí hace años cuando atendía el tema de camioneros materialistas de diversos sindicatos, enfrentados por la conquista del trabajo.

Desde esa ocasión, logré me prestara su atención a mis dichos, comentarios, teorías de conspiracion y tramas de la vida real que le platicaba.

Su amabilidad exquisita, su don de gente buena, su perspicacia para realizar el noble oficio de reportero, y que en el decir profundo y serio, se asumió periodista para ser periodista.

Hombre culto en su actuar, de humor alegre y conciencia plena para estar enamorado de la vida terrestre.

Cálido para expresarse.

Encontrarnos por muchas veces, fue ver a un colega de actividad, con pensamiento universal, libre de prejuicios, tolerante, complaciente al escuchar.

Pude verte como amigo de vida.

Sentí tu amistad también.

Ahora, cuando veo tu silueta mirando “más allá del horizonte’, en la foto de tu perfil, noto que la vida interna y subconsciente, capta el porvenir.

Tu espíritu, ya miraba ese viaje tuyo a los confines del universo.

Tu mente, corazón, razón e inteligencia, querían seguir viviendo en un planeta que admirabas.

Que triste, que las empresas de trabajadores, sigan explotando al humano por el mismo ser humano.

Que ruines que quienes pregonan la búsqueda de la verdad, justicia, protección,… sean los villanos.

Que alegría a tus sentimientos, saber que un mes antes lanzaste tu SOS y cientos de ciudadanos comunes, fueron tus aliados.

Ello, es prueba irrefutable, que quienes te conocimos, te respetamos, te valoramos, te queremos.

Recibe mi carta que brota en torrente, al saber que un gran ser humano, ahora es más sabio.

Ahora nos mira desde muy alto: con su nobleza y su fraternidad.

EZEQUIEL LIZALDE RODRÍGUEZ, dejaste tu luz en tu camino.

Estas en el recuerdo de muchos habitantes del Estado de Baja California Sur.

Estás en mis mejores recuerdos de vida.

Y estará tu nombre como debe ser, en los pilares de la libertad de expresión y libertad de prensa, en la ciudad de La Paz, Sudcalifornia.

Posdata: Si en la tanda de almas de seres fallecidos te encuentras un perro rubio de buen corazón, saludalo.

Es el perro del nuestra calle que ésta mañana – martes 24 – se acercó con mucha debilidad por muchos años de vida y tranquizas que se da con la perrada a causa de ganar los amores de la petra en brama, que estuviera de moda.

Los vecinos le decíamos, unos Gigantón y otros Güero.

Muchas veces le invite pan cuando pasaba el panadero.

Lo llevé a los hot dogs y a las salchichas a la tienda cuando me seguía.

Fue buen perro en nuestra calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s