Investigan repentina muerte de ganado


La Secretaría de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario (SEPADA), y el Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria, atienden de manera coordinada la mortandad registrada este fin de semana en la zona serrana del municipio de Comondú, informó el titular del organismo en mención, Manuel Rangel Vázquez, quien destacó que las causas de la repentina muerte de ganado pueden tener distintos orígenes.

En ese sentido, Rangel Vázquez señaló que, al momento, no se puede ofrecer un diagnóstico presuntivo de estos decesos, puesto que el estado en el que se encuentran los cadáveres de ganado, indica que no es Fiebre Carbonosa, un padecimiento que es conocido comúnmente entre los ganaderos de la Entidad como Ántrax o Balazo.

Del mismo modo, explicó que es importante realizar el diagnóstico correspondiente, aunque adelantó que las muertes en el ganado pueden tener origen en una causa que se indica como común en todas las especies, denominada Clostridiasis, la cual es causada por la bacteria conocida como Clostridium, misma que se presenta en la región y que puede encontrarse en alimentos y en cadáveres o restos de animales muertos.

Asimismo, agregó que también puede localizarse en el suelo de los ranchos, sin embargo, el más común es el que se encuentra en el propio intestino de los bovinos conocido como Clostridium Perfringes, que es el causante principal de diversas afectaciones en el propio ganado que puede ser desde síntomas leves hasta la muerte fulminante.

El presidente del Comité Pecuario aseguró que esto se desencadena al presentarse situaciones de estrés por cambio de clima o alimenticio, desgaste físico o cambio de manejo, entre otras causas, por lo que se recomienda a los productores que apliquen su propio programa de prevención de enfermedades que se pueden considerar comunes en el estado, previniendo enfermedades como la septicemia hemorrágica, carbón sintomático y edema maligno, vacunado su ganado cada seis meses.

Asimismo, comentó que otras medidas importantes son vacunar contra la fiebre carbonosa, además de cuidar que la fuente de agua y alimentos estén limpios, evitar dar alimentos en proceso de fermentación incompletos como esquilamos de espárragos caliente y de otros forrajes en las mismas condiciones y cuidar que los alimentos no contengan hongos, quemados por humedad y exceso de humedad en los concentrados.

Finalmente, Rangel Vázquez estableció que es importante acudir a consulta con los médicos veterinarios en cuanto tengan ganado con síntomas de alguna afección a su ganado, al tiempo en que puso a disposición de los productores ganaderos los teléfonos de la SEPADA 612 121 4072, y del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria 612 159 1489, para cualquier duda o consulta sobre este y demás temas relacionados con el estado de salud de su hato ganadero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s