ABCdario


Por Víctor Octavio García

PRI

  • En overdrive o en automático

Después de la derrota de 1999, los priístas no han visto la suya, tal parece que el partido está over drive o en automático en su mala racha de seguir cosechando más de lo mismo; derrota tras derrota; el fin de semana Gabriela Cisneros, presidenta del PRI en el estado, salió de su invernadero para decir “ya también la quiero” –candidatura a la gubernatura– (cosa que no tiene nada de malo y está en todo su derecho, lo malo es que en su partido siguen predominando las mismas prácticas que los han llevado de derrota en derrota con dirigentes marrulleros que han defraudado y le han quedado mucho a deber a la militancia) aprovechando la coyuntura que abrió el INE votando la paridad de género para la designación de las quince candidaturas que estarán en juego el próximo año.

Coyuntura no menos menor que se traslapó con las cantadas aspiraciones de Juan Alberto Valdivia y Ricardo Barroso a la gubernatura del estado y a la alcaldía de La Paz, respetivamente, justo en el seno del califato de Esthela Ponce Beltrán (PRI) y del cacicazgo vernáculo de Isaías González Cuevas, dentro del partido que desde el 99 que quedó al garete está en manos de la hoy proselitista de Morena; de acuerdo a un breve y ajustado recuento de daños de los últimos 21 años que equivale o significa hablar más de lo mismo, de un PRI utilizado y lucrado por camarillas, grupúsculos y facciones con fines personales, sin proyecto de partido y entregado al mejor postor, tragedia que arranca con la dirigencia encabezada por Ricardo Fiol siguiendo con Miguel Vega y Juan Manuel Amador, donde se abre un intervalo para que Esthela Ponce reafirme su poder tras la penumbra al asumir “formalmente” la dirigencia del partido, y desde allí manejar una especie de minimaximato a través de Ricardo Barroso, Juan Alberto Valdivia, Edmundo Salgado y Anita Beltrán.

Ese PRI que lleva más de veinte años no haciendo nada, sembrando discordias, escenificando pleitos internos, destruyendo prestigios, frustrando sueños y acabando con ilusiones que termina no sirviéndole a nadie excepto a los carroñeros que se benefician de sus derrotas, y hay van de nuevo como en una desbocada estampida de búfalos corriendo sobre el despeñadero sin reparar que su juego ya se les conoce y que las circunstancias son totalmente distintas a las que prevalecían cuando descubrieron, hace más de veinte años, que “perdiendo ganan”.

En la larga era poncista que coincide o ha sido causa de la peor crisis del PRI en BCS, cuando menos tres figuras de nacencia y cuna priísta armaron sus proyectos y fueron exitosos en otros partidos tras arriesgarse a cruzar el rubicón bloqueados, presionados o sencillamente hechos a un lado por Esthela Ponce; Carlos Mendoza actual gobernador, Felipe Prado, alcalde de Mulegé y Rubén Muñoz, presidente municipal de La Paz, así como una infinidad de cuadros partidistas que hoy hacen talacha política en Morena, PRD, PAN, PT y en otros partidos.

Cuando Carlos Mendoza apenas andaba picando piedra por una senaduría Esthela Ponce ya estaba armada con el PRI, cuando Rubén Muñoz sin airear ni compartir sus aspiraciones la hacía de enlace con grupos empresariales ya estaba Esthela Ponce entretenida con su “juguetito” (PRI), cuando Felipe Prado que hoy va por la reelección en Mulegé, grillaba en los campos agrícolas del Vizcaíno (Mulegé) Esthela Ponce seguía siendo la eterna “fiel de la balanza” y en 2010, durante ese negra era llega Isaías González Cuevas al PRI de la mano de Esthela haciendo buenas migas en eso de jugar a las traiciones y simulaciones, aun así el PRI logra tener tres copiosas votaciones en 2011, 2012 y 2015; en 2011 Ricardo Barroso ganó la gubernatura que habría sido negociada entre Beatriz Paredes y Felipe Calderón a cambio de la gubernatura del estado por la alcaldía de La Paz; en 2012 el PRI gana las dos senadurías de primera fórmula en juego y en 2015 se queda a poco más de 20 mil votos de la gubernatura después de una atropellada y desproporcionada campaña montada por el PAN.

No en vano cabe recordar que en 2011, el titular de este espacio hizo una lapidaria advertencia que muchos escucharon –o leyeron– pero nadie reparó o se hicieron los desentendidos del alcance de tan negra premonición; “el problema en el PRI y del PRI es Esthela Ponce”, en esa inercia varios priístas se prestaron para lo que estaban trágicamente destinados; “candidatos perdedores”, y los menos funcionarios en el Ayuntamiento de La Paz de 2011 a 2015 y después funcionarios federales hasta 2018; en el 18 Brumario de la ex alcaldesa de La Paz existen varios fechas imborrables de cargos de elección popular en su haber sin haber ganado nunca una elección; tres veces diputada federal en 2006, 2012, en 2018 y alcaldesa de La Paz en 2011 a 2015 beneficiada por una concerta-cesión del PRIAN; en 2006 resulto candidata a senadora y fue vencida por Luis Coppola del PAN, en 2011 buscó la candidatura a la gubernatura y la dejó en el camino Ricardo Barroso y en 2015 pasó exactamente lo mismo siendo vencida por Ricardo Barroso. ¡Échense ese trompo a la uña!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s