DIGO


Por Vic Villavicencio

Tiene razón quien sugiere que, deberían aplicar multas a los políticos y/o grupos proselitistas y demás, que organicen, promuevan o convoquen a reuniones, juntas, mítines, desayunos, o cualquier tipo de amontonamiento de personas.

Si a los negocios que han hecho reuniones, o que han alquilado locales para eventos sociales, les han aplicado sanciones, no veo por qué, no se puede hacer lo mismo con los alborotados políticos.

La verdad no creo que con un exhorto alcance, para contener tantas ansias.

Digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s