ABCdario


Por Víctor Octavio García

Cruzar el Rubicón

Veo con profunda tristeza cómo varios priístas sin reparar en los riesgos que entraña cruzar el Rubicón –río que separaba a Italia de la Galia Cisalpina– andan de partido en partido sí saber qué diablos hacer; Julio César ante la negativa del senado romano de nombrarlo Cónsul por intrigas del Cónsul Pompeyo se atrevió a bordear el Rubicón diciendo, “alea jacta est”, –la suerte está echada–, los desesperados y angustiados priístas no hacen más que perifonear consignas de otros partidos en aras de ver a ver que les toca de la pepena electoral; a la gran mayoría no les van a dar nada, como nada les dieron en el PRI que dejaron.

No son de lucha, son del perfomance como los llama ABCdario, –que no corren riesgos ni dan la lucha, son en la definición más llana simuladores sin remedio, oportunistas sin llene que creen que la política es una oportunidad para hacer dinero y no un fin para servir a los demás; también en Morena, en el PAN, PRD, en el PT y en los demás partidos se toparán con pared porque en todos los partidos anidan los mismos vicios, las mismas mañas, las mismas corruptelas, simulaciones y traiciones que en el PRI del que ahora reniegan.

Otra cosa hubiese sido que se hubieran quedado en su partido de cuna y nacencia (PRI) para dar la lucha sacudiéndose de los malos elementos pero no, decidieron por la cómoda y relajada opción de dejarlo tirado esperando a que Esthela Ponce Beltrán, Isaías González Cuevas y la mayoría de los cuadros del partido incluyendo a los eternos buscadores de candidaturas terminen de sepultarlo; los romanos solían decir “quiénes no encabecen el coraje de su pueblo no son dignos de gobernarlo”.

El PRI como tal puede recuperar su condición de partido competitivo, creíble y confiable con pocos militantes efectivos, echados pa’ delante que den la lucha que con cientos de agachones que hoy tienen de dirigentes y cuadros, ora sí que como reza el dicho popular “más vale pájaro en manos que no cientos volando”; ojalá que las entregas de ABCdario de los últimos días sirvan para hacer desdoblamientos, asumir compromisos, revertir la pasividad de una militancia harta y decepcionada, replantear proyectos de partido y retomar los orígenes que le dieron prestancia y presencia encabezando las demandas de la sociedad, y eso sólo es posible dando la lucha.

Esté semana se iniciaron los cambios en las dirigencias municipales del partido, según tengo entendido, lo cual será una oportunidad para replantear proyectos de partido y forzar una nueva agenda de cara a las elecciones de 2024 –para esta elección de 2021no hay nada que hacer, lo hecho hecho está– abrevando que el PRI asuma su papel como partido opositor y deje atrás las simulaciones y el triste papel de ser facilitador de triunfos de otros partidos, pero si los “cambios” son para hacer purgas en los comités municipales eliminando a los que les estorban, peor tantito, el horno no está para bollos, allá ellos, lo peor como dice ABCdario, es querer bajar los bitaches a escobazos. ¡Échense ese trompo a la uña!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Un comentario en “ABCdario

  1. OSCAR MENDOZA

    EL HAMBRE HERMANO, EL HAMBRE!!! Y EL NO SABER HACER NADA PRODUCTIVO… LO MÁS CÓMODO, VIVIR DEL HERARIO PÚBLICO CONSTRUIDO A BASE DEL TRABAJO DE OTROS QUE SI TRABAJAN…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s