Medios y Remedios


  • Rentería: división

Antonio Ceja

La reelección provisional de Alberto Rentería al frente del CDE de Morena no fue para calmar las aguas al interior de ese partido sino para entrar al quite a favor de su gallo Víctor Castro Cosío lo que le garantizaría entrar de lleno a una candidatura sin tocar baranda.

Luego de que el pasado sábado se reunieran los consejeros locales de morena para pedirle a Rantería Santana que tomara las riendas de forma interina de Morena, se suscitaron una serie de contradicciones entre los miembros del panel que ofrecieron una rueda de prensa para dar a conocerla información, Rentería Santana rechazó que exista división entre tres de los principales aspirantes a ocupar la candidatura morenista a puesto de gobernador, sin embargo, en su intervención, Ariadna Pico, secretaria de organización del partido reviró que una de sus prioridades es la de “dirimir las diferencias al interior del partido” mismo llamado que hizo a la militancia lo que evidencia que sí existen severas fracturas en el seno morenista.

Luego de más de 1 año alejado de toda actividad política, Rentería Santana llega en el peor momento para negar lo innegable y tratar de tapar el sol con un dedo.

Es sabido que, para Alberto Rentería, Rubén Muñoz no es santo de su devoción debido a que el actual presidente del municipio paceño le empezó a “jugar chueco” buscando eliminarlo de cualquier posibilidad de una candidatura al adelantar noticias no confirmadas sobre Rentería en el sentido de que aquél ya ocupaba un cargo federal -gerente de ROFOMEX- lo que significaría ser sancionado por su partido al no renunciar a la dirigencia nacional.

Curiosamente, luego de la reunión de unidad entre Armida Castro y Rubén Muñoz en el sur del estado, se decide la relección de Rentería quizás para limar asperezas internas pero, lo más seguro, para apuntalar la posible candidatura de Víctor Castro y buscar la manera de dejar en el camino a Rubén Muñoz el cual ya le saca una visible ventaja a “El Puchas” en las encuestas y, teniendo a Armida Castro de Aliada, podría contar, el alcalde paceño, con un respaldo financiero importante proveniente del sur del estado en figuras como Roberto Van Wormer y, desde luego, del erario cabeño el cual se ha visto opacado por el ligero manejo del dinero público.

Conforme el tiempo transcurre, las lichas internas en Morena seguramente se recrudecerán y saldrá airoso el que tenga más saliva para comer más pinole.

Por lo pronto, la cuña en la figura del también líder del sindicato de gastronómicos, inclinará la balanza al proyecto que a éste más le convenga y, claro está, no es el de Rubén Muñoz sino del delegado de programas federales el cual ya demostró que es el principal artífice de la división interna de Morena al adelantarse a los tiempos electorales con antelación aprovechando su cargo el cual, como es evidente, no le permite deslumbrar al elector como lo hacen de manera natural Rubén Muñoz y la misma Armida Castro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s