ABCdario


Por Víctor Octavio García

¡Qué tiempos aquellos!

 

Hígado

He tenido la fortuna, la inmensa fortuna de hacer lo que me gusta, lo que disfruto, a mi edad ya no espero nada, así que cuando se puede y puedo ¡fierros! pal monte a disfrutar el olor de los romerillos y sanmigueles; hace unos años, tal vez 15, Pilar “Pilarillo” Almaraz, Víctor Manuel “Vidorria” Manríquez y un servidor salimos a caminar (“peinar” así decimos) una zona de ancones y lomas pelonas donde nos habían dicho que andaban unos “hijuelachingadas” muy buenos, grandes; un 6 mm con mira y un 30.06 de grano libre, un par de mecates, cuchillos y agua en una pequeña cantimplora de medio litro, ora sí que confiados en que muy temprano tumbaríamos un “hijuelachingada”, ese día no hubo plan de caza, así que le dimos como los chivos sin mecate “pa’ donde soplara el viento”.

“Parajeamos” en un palo sanjuán deshojado, era en tiempo de secas, mayo si no mal recuerdo, y las sombras escaseaban, salimos ante de aclarar de la casa del “Pilarillo” donde dormimos porque donde “peinaríamos” siempre estaba retirado, cerca de dos horas de brecha muy mala, al llegar al palo sanjuán el “Pilarillo” nos advirtió que anduviéramos con mucho cuidado, un mes antes en la misma zona, en un ancón a orilla de una pronunciada cañada, el ranchero del Chivato había divisado un “lión” “sestiando” debajo de la sombra de un palo verde, a mí se me hizo raro que anduviera un “lión” por allí porque es una zona plana pero fin, había que hacer caso por si las dudas; decidí caminar con el “Vidorria” porque el “Pilarillo” es muy desesperado y camina sin rumbo fijo, aunque conoce como nadie la zona no deja de ser “atrabancado”.

Al salir del “paraje”, yo no llevaba rifle, así que me arme de piedras con la idea de “destantear” al “Vidorria”, sé que es muy miedoso, ya que llevábamos dos horas caminando y nos habíamos alejado del “paraje”, urdí hacerlo pasar miedo, cada vez que pasábamos por alguna zona enmontada tiraba piedras que al caer entre los palizales secos ponían en alerta al “Vidorria”, cortaba cartucho y se ponía en posición de disparar “camelando” para todos lados, le preguntaba que pasó tocayo escudándome en mi sordera y me hacía señas con un dedo en la boca que no hablara, se quedaba un par de minutos parado como los policías chinos hasta que proseguíamos con la caminada levantado cuidadosamente los pies como los gatos arriba de un tejado, así fue durante toda la caminada hasta las dos de la tarde que nos retachamos pal “paraje” con las manos vacías gruñiéndonos las tripas de hambre, en la mañana habíamos salido con el puro café confiados en que muy temprano “tumbaríamos” un “hijuelachingada”.

Pa’ las tres de la tarde ya estábamos los tres debajo del deshojado palo sanjuán como los cachorones en los mezquites, sudando la gota gorda y lamentando nuestra mala suerte, justo cuando el “Vidorria” confesó que había andado caminando con mucho miedo, que él aseguraba que el “lión” por allí andaba, pero cómo yo estoy sordo nunca escuche nada pero él sí, estuve a punto de soltar una carcajada pero me contuve, mientras el “Pilarrillo” le echó más leña al fuego, “se los dije compadre –así tutea al “Vidorria”– que ese animal por aquí anda”, el “Vidorria” solo pelaba los ojos, así que pasamos lo más fuerte del calor y el sol y pasadas las 4 de la tarde reanudamos la caminada hasta cerca de las seis de la tarde, mucho antes de que se metiera el sol por miedo que nos oscureciera por el “lión”, cuando llegamos al “paraje” el “Pilarillo” todavía no llegaba, me dispuse a juntar brazos secos de choya y palos colorados para hacer una “lumbrada” previniendo de que se nos “juera” hacer de noche y no traíamos foco de mano, estaba a punto de meterse el sol cuando escuchamos un “pajuelazo” bofo, “tiró mi compadre” dijo el “Vidorria” y nos quedamos espichados a ver qué sucedía, en eso llega el “PIlarillo” con la novedad que cerca del “paraje”, a doscientos metros a orilla de la brecha, había dejado tirado un venadito de horqueta, que había que ir por el en el carro, con la misma ¡Fierros! por el de horqueta, los subimos a la caja del carro y al llegar al “paraje” lo bajamos para destazarlo, el “Pilarillo” al ver las brasas que estaban en su punto dijo, “le gúa sacar un lomo para asarlo, traigo mucha hambre”, no, mejor hay que asar el hígado, lástima el lomo, no traemos sal ni nada de nada, le dije y hecho dijo, le sacó los “dentros” y cuidadosamente cortó el hígado y lo dejamos “caí” y lo enterramos con las mismas brasas en las brasas mientras le tumbábamos el cuero al de horqueta para dejarlo colgado en el palo sanjuán para destilara, a la media hora sacamos el hígado de las brasas verbigracia como si fuera una bola de chapopote, prieto y duro como piedra, abrimos la caja del pick up y allí lo rebanamos, después de medio sacudirlo lo partimos con un cuchillo quedando al descubierto un verdadero manjar, jamás en mi vida había comido un hígado tan sabroso y eso que no teníamos sal, limón ni salsa huichol, quedo al “chingazo” como masita y en su punto.

Años atrás lo había comido en “acampadas” con Raúl Olachea Lucero en la “Tinaja de la Vaca”, la verdad que es un verdadero manjar, un sabor sinigual, claro con sal entera, limón y salsa huichol, tal vez porque no le echamos ninguno ingredientes nos supo riquísimo, ora sí que su sabor natural, a partir de allí siempre que agarrábamos un “hijuelachingada” tiernito repetimos el procedimiento; enterrar el hígado entero en las brasas, deleites que sigo disfrutando en mis frecuentes salidas a los Llanos de Kakiwui con hígados de chivitos tiernitos. ¡Qué tal!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Un comentario en “ABCdario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s