ABCdario


Por Víctor Octavio García

Encuestas

¡Se varó una ballena en Santa María!

Hace unos años me platicaron una chistosa anécdota en Santa Rosalía, de un pescador y una ballena varada, anécdota a la que le encuentro muchos parecidos con los políticos engaña bobos que operan políticamente y se manejan mediáticamente a través de encuestas; una mentira replicada cientos de veces suelen convertirse en verdades piadosas; no resuelven nada ¡ah! pero cómo sacan de apuros; abro hilo; un día, después de una cansada y magra jornada de pesca, un humilde pescador que se había echó al mar desde muy de mañana esperanzado en una buena marea decide regresar porque el mar estaba muy picado y los vientos “juertes” y por su fuera poco, la pesca escasa, así que muy temprano decidió varar su panga con un par de piernas y chanitos quemados con el sol, no faltaron los curiosos que se acercaron para ver que había “sacado” y a todos comenzó a decirles que se había varado una ballena en Santa María, ora sí que como estribillo ¡se varó una ballena en Santa María!; guardó sus enseres de pesca y se fue caminando a su casa, y al que se encontraba le decía ¡se varó un ballena en Santa María!, pasó por la calle uno, dos, tres diciendo lo mismo ¡se varó una ballena en Santa María!, cuando llegó a la calle once donde vivía, salen sus hijos y su esposa y lo reciben con la noticia de que se había varado una ballena en Santa María, de momento se queda grody, tarda en reaccionar cavilando y pensativo, cuando reacciona dice, “chingue a su madre “gúa” ir a ver, no vaya a ser que sea que verdad”, guardadas las proporciones es exactamente lo mismo que pasa con algunos políticos “norteados” con las encuestas; no traen nada ¡ah! pero como se hacen pendejos y hacen pendejos a los demás.

Hoy más que nunca las encuestas han dejado de ser confiables, creer en ellas es como creer que todavía existan unicornios en el cerro atravesado, más bien hay que verlas como estrategias políticas y herramientas para trabajar posicionamientos políticos y opinión pública, que pulsen el sentir de la población es otra cosa, estamos viviendo un terrible proceso de degradación en todos los órdenes y claro está, las encuestadoras no son la excepción; la política se degradó, se han perdidos valores, nadie tiene credibilidad, ni la oposición ni el gobierno, trance muy difícil, complejo y delicado al que nos han arrastrado políticos banales, gobiernos insensatos y una sociedad que como los esponjas, absorbe todo.

Están pasando cosas graves en el país y no pasa nada, los grandes niveles de encono y odio que le inyectan a la sociedad a través de mentiras y engaños, que es lo más grave, terminarán con lo poco que nos queda como sociedad; confianza y credibilidad, ojalá pronto experimentemos un desdoblamiento para que las cosas vuelvan y queden en su lugar, hoy más que nunca cuesta trabajar opinión pública, generar confianza y credibilidad, dos valores que se han perdido con enorme facilidad que tardaran en recuperarse, así que no queda de otra más que apostarle a la cruda realidad, no a lo que se dice o se oye, sino a los que nos muestre la desgarradora realidad, como país somos mucho más que manipulación, mentiras, odios, engaños y falsedades, de lo contrario seguiremos condenados a repetir la anécdota del pescador de Santa Rosalía y la ballena varada en Santa María. ¡Échense ese trompo a la uña!

Para cualquier información diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s