Medios y Remedios


López le hace el feo MoReNa

Antonio Ceja


La voracidad y la falta de liderazgo de MORENA está provocando que este partido político se empiece a quedar solo políticamente hablando.

Esta semana, la competencia por sustituir a al presidente interino de ese partido, se vio multiplicada al subirse al ring de la lucha a Alejandro Rojas Díaz-Durán y el diputado federal Javier Hidalgo. Aquellos nombres se suman a los de la senadora Citlalli Hernández y Carol Arriaga quien funge como secretaria de mujeres del CEN de Morena.

Además de los anteriores nombres, destaca el de Yeidckol Polevsky –acusada de fraude- y mediocridades como Antonio Attolini y Gibrán Ramírez quienes han mostrado su interés por la dirigencia del partido del López Obrador.

La lucha, ya de por si plagada de acusaciones, destaca por las hordas internas que buscan colocarse en el poder morenista cuyas intenciones no son la de ejercer una vida democrática sino la de complacer a rajatabla las exigencias del presidente mexicano, lo cual, francamente, importa un comino ya que, la verdadera preocupación, de los morenistas, es el debilitamiento del partido tal como ha ocurrido en todos los institutos políticos en los que ha militado López Obrador ya sea como miembro o como fundador acogiendo a aquellos desertores a nuevos horizontes políticos donde él es el mandamás.

No le importa.
Para AMLO, Morena fue solo el vehículo legal para llegar al poder. Conservarlo no depende de quién quede como presidente del CEN sino en las elecciones intermedias que están a la vuelta de la esquina. Tampoco le interesan los berrinches de Gerardo Fernández Noroña y del Partido del Trabajo (PT) a quienes desdeña como lo hace con el PVEM y el PRI los cuales han actuado como verdaderos parásitos vendiéndose al mejor postor en la Cámara de diputados y en el senado ya que teniendo el control del Poder Legislativo AMLO se siente tranquilo.

La traición política por dirigir la mesa directiva de la Cámara de Diputados y que fue negada a Fernández Noroña cayendo en la figura de Dulce María Sauri Riancho, provocó severas críticas contra “el camarada presidente” por parte de Fernández Noroña considerando ese acto como una traición a los principios de la izquierda y rompiendo el PT con la alianza que mantenía con Morena según declaró el coordinador de ese partido en el senado Reginaldo Sandoval, al menos, en “términos éticos y de principios” según el legislador petista.

La lucha interna en Morena no solo por el CEN será intensa y desgastante; las candidaturas para elegir representantes en cargos de elección serán dura, con piquete de nalga y de ojos ya que la ambición de poder es tal que nada detendrá a los aspirantes a ejercer su poder para lograr sus objetivos electoreros… a menos que López Obrador haga lo que diga su dedito.

Lo anterior, sin duda, vendrá a dar un golpe mortal a Morena como partido pero cuyas consecuencias no afectarán al macuspano porque, simplemente, solo quiere perpetuarse en el poder y mantener el control en los poderes Legislativo y Judicial, cosa que está logrando poco a poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s