Medios y Remedios


El mejor del mundo

Antonio Ceja


Cuando escuchamos hablar al presidente de México seguramente habrá, entre sus líneas, mínimo una mentira que lo pone como un tipo mitómano en extremo. Existen, por primera vez, estadísticas que miden las mentiras del mandatario mexicano en un ejercicio que nació debido al discurso de las mañaneras que se chuta López Obrador donde, lejos de informar, utiliza el podio para dividir, distraer, señalar, acusar y, desde luego, mentir sin decoro alguno protegido por la recua de periodistas que le siguen el juego en Palacio Nacional.
De acuerdo al “mentímetro”, el presidente de México llevaba contabilizadas, hasta julio pasado, poco más de 28 mil mentiras en sus mañaneras lo que lo convierte en un personaje poco confiable pero peligroso por el cargo que ostenta.


SPIN Taller de Comunicación Política ha venido midiendo las afirmaciones que hace el mandatario mexicano en sus mañaneras desde que implementó este formato cuyo contenido es de poca importancia para la vida nacional pero básico en promover el culto a su persona en una clara práctica del manual del dictador.
Apenas ayer y previo a su segundo informe de gobierno, López Obrador se lució con una de las mentiras más grandes que su pequeño cerebro le pudo sugerir; sabedor de que su popularidad está en decadencia y la crisis socio económica y de salud que padece el país debido a su estupidez e ignorancia está en pleno embate, el mandatario mexicano salió con una aberración que lo coloca como una persona enferma ya que, afirmó, es él es “el segundo mejor presidente del mundo”.

Sin presentar prueba alguna de su dicho como ha sido su costumbre cuando presenta datos en sus ruedas de prensa, al presidente se le ocurrió, fiel a su estilo, afirmar que su trabajo al frente del ejecutivo estatal es avalado de tal manera que las casas encuestadoras lo colocan en la segunda posición de privilegio dentro del top ten de los mejores del mundo. Sin prueba alguna de su dicho pero con evidencia de que quizás tenga otros datos, López Obrador la vuelve a cagar y feo ya que en el ranking mundial de los presidentes del planeta, a AMLO lo ubican en los siguientes lugares: 13, 35 y 54.

Hay que aclarar que la popularidad de AMLO, al principio de su mandato, lo ubicaban en el top cinco mundial con un 64% de aprobación, es decir, hace casi dos años. Hoy, López está tan solo arriba de Nicolás Maduro (55) en los mismos parámetros donde la desaprobación se le volteó al tabasqueño en la misma proporción, pero negativa ya que la percepción nacional lo ubican con apenas el 54 de aprobación entre los mexicanos.

Sería verdaderamente un milagro que el presidente López Obrador entendiera que su afición a mentir solo logrará afectar su ya escasa credibilidad cosa que al tabasqueño le importa un comino porque, simplemente, así es su forma de ser y seguirá mintiendo por conveniencia, aunque le juegue al “tío Lolo” al hacerse pendejo solo.

Así es nuestro presidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s