ABCdario


Por Víctor Octavio García

Difícil situación

Desde mucho tiempo atrás recorro y visito rancherías, tanto al sur como al norte de La Paz –incluso la enigmática sierra de Mulegé, parte de la sierra de La Giganta y la zona de la laguna de San Ignacio– y nunca, léanlo bien, nunca había visto una situación tan crítica como la que hoy enfrentan; la sequía, la falta de oportunidades (trabajo), la cancelación de apoyos a ganaderos, campesinos y pescadores se siente y resiente como nunca, la pensión a adultos mayores que otorga el gobierno federal a personas mayores de 68 años no es insuficiente cuando el kilo de frijol supera los 35 pesos, el café anda arriba de los 200 pesos y el arroz sobrepasa los 20 pesos, ya ni hablar de la gasolina o del kilo de carne cuyo precio se taza a la par con el valor de las tufas; ayer Marco Puppo me compartió algunas experiencias que ha tenido en la zona rural de La Paz donde la situación está mal y sigue empeorando.

Estamos por regresar a los tiempos de antes cuando se comía lo que había y donde había, el maldito neoliberalismo nos ha condenado a tan incierto destino justo en las testeras de un cambio que no es cambio; si me lo permiten recreare un día cualquiera en un rancho cualquiera para dimensionar el tamaño de las angustias que enfrentan cientos de rancheros aferrados a sus chinchorros de chivas, a su escaso ganado y a la árida tierra que cada vez se niega a dar sus frutos; levantarse a las cinco o seis de la mañana y tras tomar café o té salir a bajar las chivas de los cerros, ordeñarla, remendar corrales, vacunar, señalar y arriarlas de nuevo a las zonas donde “basurean” (pastorean), salir a buscar (campear) animales que no bajan al agua porque caminan mucho o bien las zonas donde pastorean quedan demasiado retiradas del rancho esto cuando hacen queso y las chivas dan leche que es en los meses lluvias e invierno hasta que entra la sequía en abril o mayo, de abril o mayo hasta septiembre no hay producción ni queso; seis meses sin producir y de gastar comprando incluso alimento y forraje para el ganado, imagínese como se las ven.

Echarse un bocado –así dicen ellos– a las doce del día para seguir en el trajinar de todos los días; cortar leña, acarrear agua en ocasiones a más de 12 kilómetros de distancia, arrear las chivas a las pozas donde queda retenida el agua recorriendo enormes distancias, algunos no todos, hacen carbón para ayudarse, los que tienen venden chivos para comprar la del “perro” (comida) cuyo menú no es muy variado; café azúcar, sopas, fríjol, arroz, latas de atún, sardinas, papas, cebolla y párenle de contar; a las cinco o seis de la tarde almuerzan y de nuevo arriar los chinchorros de chivas hacía los cerros donde duermen; lo que crían ganado vacuno es menos la chinga que se llevan pero es más el gastadero que hacen porque hay que mantener el ganado y darle agua todos los días durante cuatro o cinco meses de desesperante sequía.

Cada vez que puedo y cuando puedo recorro rancherías donde tengo excelentes amigos con quienes comparto una taza de café o una tortilla de harina, lo hago porque me nace hacerlo, lo hecho toda mi vida y lo hago con gusto sin esperar nada a cambio, simplemente poder compartir lo poco que tengo con quienes realmente lo necesitan, por fortuna tengo amigos que ocasionalmente me apoyan con despensas y en veces con fruta y verdura (son cosas que no debo comentar pero lo hago con el fin de despertar la solidaridad con nuestros hermanos, con nuestros paisanos, en el entendido de que todos necesitamos de todos).

Enfrentamos una situación extremadamente difícil por lo de la pandemia, por el mal manejo de la economía y una serie de factores ajenos a nuestra voluntad, ojalá que lo malo nos deje algo bueno; ser más solidarios, más sensibles, más comprensibles etc., la vida que estamos viviendo no es vida, estamos no solo acabando con nuestro espacio común (tierra) sino con los recursos que no proveen alimento y satisfactores y lo que es peor, con nuestra identidad y pertenencia todo por la desgraciada política que nos ha dividido entre unos y otros, distanciándonos entre hermanos solo para que unos cuantos disfruten las mieles del poder.

Si yo tuviese convocatoria o al menos el privilegio de que me escucharan, plantearía y pediría a los tres niveles de gobierno que gestionarán, promovieran e impulsaran programas de empleo temporal para generar oportunidades a esa gente con arreglo de caminos, preparación de tierras para la siembra de temporal, limpiar y desazolvar pozas y ojos de agua y buscar canales para comercializar sus exiguos productos, eso sería de una gran ayuda que permitiría darle vida a esas zonas tan apartadas y olvidadas de BCS.

A mi edad sigo siendo romántico, creo en un mejor mañana, creo en un mejor futuro y sobre todo creo en nuestra gente que es lo más valioso que tenemos, se vale ser romántico y creer que podemos ser mejores, que se puede y esperar un nuevo amanecer con los brazos abiertos y con el corazón en la mano, ¡Claro que se puede!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Un comentario en “ABCdario

  1. Arturo

    Este artículo retrata con profunda verdad la vida del ranchero en BCSur. A lo largo de mi andar como docente conocí ese sentir de nuestra gente en lugares como los descritos por Víctor Octavio. Los lugares circundantes a Bahía Tortugas, Bahía Asunción, Punta Anreojos y La Bocana hasta la zona de Guerrero Negro y Vizcaíno son proclives de esa lucha diaria del ranchero Sudcaliforniano. Nada fácil la vida . Conocí durante 12 años lugares como El Carricito en San Ignacio BCSur…..Ejidos Guillermo Prieto y Ángel César Mendoza Arámburo en Vizcaíno y otros más…..lo curioso es que se come la Coyota , el queso oreado, la tortilla de harina sabrosa, …el café de talega de gran sabor y aroma….sin imaginar que ese ciclo que señala en su narrativa Víctor Octavio representa una de las fuentes fidedignas del sustento real del ranchero.
    Cuesta mucho para ellos obtener éstos artículos …y a nosotros en el deguste de tales alimentos , cuesta saber que tan grande es ese esfuerzo que realizan.
    Buen Artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s