ABCdario


Por Víctor Octavio García

Horticultores

El CIBNOR y Fundación PRODUCE son las instituciones que apoyan el cultivo de higuera en el Valle de Vizcaíno.

Muchos de los problemas estructurales que padecemos –como es el caso de la escases de agua– tienen su origen en decisiones tardías, simplemente que no se toman, o bien como ocurre sistemáticamente, que su no solución los incrementa; en 1990, con la llegada de Jaime Guadiana a la gerencia de la extinta SARH, arribaron las primeras empresas horticultoras al estado instalándose principalmente en el valle del Vizcaíno y posteriormente en el valle del Carrizal; ABCdario fue uno de los escasos espacios periodísticos que presento resistencias a la desbordada avaricia de los horticultores que venían ora sí que por el oro y el moro a través de la sobreexplotación de los mantos acuíferos; muchas cuencas hidrológicas se secaron y se salinizaron infinidad de pozos artesianos y de bombeo como ocurrió en el valle del Vizcaíno y en otras partes del estado.

La advertencia pasó de largo y la no solución del problema –sobreexplotación de los mantos acuíferos– se agravó convirtiéndose en una dolorosa y traumática constante; numerosas huertas en Todos Santos, Pescadero y San Juan de Los Planes terminaron siendo arrendadas por empresas horticultoras para la siembra de hortalizas de exportación o bien para la deshidratación de numerosos productos agrícolas; lo que consignó ABCdario hace treinta años, justamente hace tres décadas, al final se tradujo en una lacerante, triste y dolorosa realidad; no hay agua y la poca que queda se exporta a través de hortalizas.

Pensar o apostarle a la horticultura en nuestro estado es una falacia, un suicidio, un crimen de lesa humanidad, ¿cómo es posible pensar en desarrollos como la siembra de hortalizas sin reparar en la forma despiadada cómo succionan el agua de las extrañas de esta árida tierra?, ¡ah! pero para Guadiana y sus cómplices en ese entonces, lo fue, y allí están las consecuencias; La Paz una ciudad sedienta –como sucede con otras ciudades y pueblos en el estado– justo cuando empresas hortícolas como los Batiz y otras más sobreexplotan y han sobreexplotado discrecionalmente los mantos acuícolas dejando una espesa estela de necesidades y miserias; traen trabajadores de otros estados (jornaleros), le pagan una miseria, viven hacinados en casas de cartón sin agua, luz, drenaje ni asistencia sanitaria, se da explotación infantil, homicidios, riñas, las empresas tienen sus domicilios fiscales fuera del estado y al ser una actividad considera primaria no pagan impuestos transfiriéndoles las responsabilidades al municipio y al gobierno del estado para que estos otorgue educación, asistencia médica, viviendas, transporte público, asistencia legal y una serien de servicios que finalmente son atendidos por el municipio y el estado.

Es inadmisible, imperdonable que existan este tipo de empresas depredadoras de agua en BCS, sobre todo en el valle de La Paz y del Carrizal, y sigan explotando los mantos acuíferos que abastecen una sedienta ciudad de más de trescientos mil habitantes; por años La ciudad (La Paz) se ha abastecido de la cuenca hidrológica de Los Bledales y de los pozos de bombeo que fueron adquiridos en los años 90, hace treinta años, con una población que se ha duplicado, una mayor oferta hotelera y de servicios, con numerosas colonias y fraccionamientos nuevos, etc., y se permita, por omisión o por comisión, que empresas hortícolas siguen haciendo negocio con el agua y todavía más, que los acuíferos se sigan sobreexplotando sin ninguna regulación.

Una vez más estamos frente a un serio y delicado problema estructural que se incrementó por su no solución que debió de haberse atacado hace treinta años, y lo más grave es que nadie dice nada; no hay agua pero nadie dice el por qué no hay agua, qué es realmente lo que está pasando, cuál es el verdadero problema que ha agudizado la escases del vital líquido; tal como la advertía ABCdario en 1990, las empresas hortícolas acabaron con el agua y con ello pusieron en grave riesgo la viabilidad del proyecto de vida de una ciudad, hoy por hoy, seriamente amenazada por la escases de agua. ¡Échense ese trompo a la uña!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s