Del Tintero


EL MONARCA: RUBÉN MUÑOZ ÁLVAREZ

El Agustín Iturbide actual


Por: Armando León Lezama

Mostrado tal cual es, Rubén Muñoz Álvarez, quien al igual que Agustín de Iturbide, “de realista a patriota y de emperador a traidor”.

En el caso de Rubén: De priísta a morenista y de monarca del ayuntamiento del municipio de La Paz, capital del Estado de Baja California Sur, a lo que arroje el resultado de su paupérrimo ejercicio de menos de tres años, porque el hombre de la sana distancia, tras dos semanas y media de descanso, reposo y confort, planeó su estrategia de guerra electoral, soñándose gobernador – emperador de la Sudcalifornia.

Se mostró tal cual es en su audio de auto bienvenida a sus labores de turista con ejercicio de bienes raíces:

“amigos y amigas”. Para él, todos los habitantes lo idolatran y en respuesta los nombra con signo de amistad. Realizando una concesión de mandamás bien amado. Como diciendo, “súbditos”.

Olvidando que vive en un país republicano, donde la ciudadanización ha cundido por todo su territorio y hoy, como en la independencia de México, la autoridad no es un monarca; sino un mandadero del pueblo.

Sin embargo, también coincide con Agustín de Iturbide, en eso que registra la historia: “Carismático y de temperamento conservador; pero sin ideología concreta”.

Persiguió izquierdistas, opositores como uno más del PRI. El otrora partido de Estado que en el año 1999, salió de los poderes públicos del Estado de Baja California Sur.

Y un año después de los poderes públicos de nuestro país mexicano.

Rubén Muñoz Álvarez, también, al igual que Agustín de Iturbide, como reza la historia: “Al comprender que no conseguiría derrotar fácilmente a Guerrero, Iturbide se sumó a la causa independentista.

Rubén, dejó al partido político que lo formó – el PRI –, cuando más lo necesitaban, para unirse con la oposición que lo derrotó.

Habrá que recordarse que desde la noche de 1 de julio de 2018, Rubén Muñoz, olvidó la causa nacional; pasó por encima del triunfo de AMLO, y de erigió en nuevo monarca paceño.

Mientras, en la pared – reflejado por un proyector -, el primer presidente del país mexicano, disfrutaba su triunfo y era aclamado por la población.

Eso ya no importaba a Rubén. Lo grandioso era el suyo: Su llegada al poder, subido en las espaldas del pueblo y decir sin cansancio: AMLO, AMLO. AMLO…

Pasados dos años, los menos y muy escasos aduladores de Rubén Gregorio, son los únicos ciegos de la incapacidad para servir a los paceños.

Repitiéndose la historia: “En medio de la alegría general, los republicanos hubieron de sufrir, además que el congreso declarase hereditaria la sucesión al trono”.

Actualmente, el cargo de presidente municipal, es accesible a la reelección hasta en tres ocasiones. Pero es notorio que el señor que “padeció” COVID 19 – Rubén Gregorio –, no le interesa repetir en el ayuntamiento.

No le dan los números, dicen los no ciegos de su soberbia, afecto a mentir y propenso a ganar y ganar $.

Pero él sabe de componendas; de engaños.

Cuando llegó a MORENA, apertura más de cien comités de militantes de base. Después, ni de ellos se volvió a acordar.

Es de pensarse que así como van las cosas en la repetición de la historia, que esté por venir el siguiente capítulo:

“Iturbide se vio obligado a abdicar. Se exilió en Europa y un año después volvió a su país, ignorando que el Congreso mexicano lo había declarado traidor”.

Tiempo al tiempo. Hasta el momento – julio de 2020 –, Rubén Muñoz Álvarez, es declarado por la mayoría de la población como reprobado: La ciudad está sucia. No logró mejorar el llamado centro histórico de la ciudad de La Paz, su manía a mentir no deja lugar a creerle nada, y así, una lista de taches por una administración que debió dar más y no conformarse con servirse de la ocasión para vender mal vendido lo que vale más.

Porque eso de ver las bellezas geográficas del municipio y explotarlas con dudosa transparencia y no dedicarse a ser auténtico presidente municipal, lo envía al despeñadero de la historia.

Ya se sabrá, hasta donde llega la similitud de Rubén Gregorio Muñoz Álvarez y el militar Agustín de Iturbide.

2 comentarios en “Del Tintero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s