Del Tintero


SOSPECHOSOS SUPLENTES, EN EL CONGRESO DE B.C.S.

Por: Armando León Lezama

Es sospecho, que quienes han llegado a diputados y diputadas, en carácter de suplentes, se porten como si estuvieran en normalidad legiislativa.

De hecho, en las sombras, se presume por voces que no denuncian, por no tener pruebas, que para llegar a la toma de protesta, las 8 suplencias, hubo “manejo turbio de intereses”.

En los hechos, tanto las suplencias del PAN, PRD, PES, PH y PRI, se hacen los ignorantes e incapaces para expresar alguna congruencia que ponga luz en la situación de incertidumbre que vive el poder legislativo Sudcaliforniano.

No cabe duda, que así como la ocasión hace al ladrón, la ocasión también genera deslealtad.

Se sabe de suplentes – féminas y/o varón -, que no siquiera intercambiaron saludo con su partido político y mucho menos con su correspondiente diputada o diputado propietario.

Siguieron la obscuridad de su interés personal, se deslumbró su imaginación: Yo diputado. Yo diputada.

Lo triste, lo amargo, lo detestable, es que lo hacen con sus propios pasos, prisas y pensamientos.

No tienen, ni siquiera pizca de inteligencia, para entender el proceso histórico que vive el país mexicano y en él, nuestro Estado de Baja California Sur.

Desconocen la realidad de la sociedad, la población y la vida política y económica, que hoy en día, actúa con fuerzas encontradas, entre el neoliberalismo y un régimen mexicano.

Del pandillerismo político entre PRI, PAN, PRD, PH, PVEM, PRS, enfrentados contra – pudiera ser en apariencia y simulación – MORENA y PT.

Situación que deja en desventaja e indefensión, a los más de 820 mil habitantes que vivimos en ésta bella entidad.

Ello, porque en verdad no actúan los políticos, legisladores y gobernantes como representantes populares.

Lo hacen como iniciativa privada. Hoy más que nunca, en la media península, hay desarticulación en la comunicación entre la población.

La explosión demográfica de las última década, ha generado barreras invisibles por la diversidad de mosaicos culturales .

Decir Sudcalifornianos, es más por la geografía; que por una vinculación vigorosa entre vecinos y habitantes. Simplemente, hay un distanciamiento – y no es por el COVID19 -.

Ese distanciamiento, es por la incapacidad de políticos, legisladores y gobernantes, de permitir la organización de la población.

Y más que incapacidad, se puede percibir es por CONVENIENCIA: Divide y vencerás.

En síntesis, hay división y desorganización en pueblos y ciudades de Sudcalifornia.

De entrada, por creer, que personajitos como los recién integrados a la ubre del poder legislativo, nos representan; cuando nada más de dientes para fuera, lo simulan.

Pero la parte más angustiante, es la ausencia de liderazgos auténticos entre la población.

El nulo interés de organizarnos calle por calle. De abajo hacia arriba.

Para dejar de depender de diputados y diputadas suplentes que le gana el interés personal, la impericia y su ausencia de no pretender quedar bien con los habitantes, ni con la historia.

Quede claro que los actuales legisladores suplentes, lo que hacen ahora, es taparse con la misma cobija de los legisladores – MORENA y PT -, supuestamente defensores del pueblo mexicano.

Siendo mentira.

Ocultando bajo esa cobija: corrupción, importa madrismo, ambiciones, deslealtades.

Los unos y los otros, son ciegos a la verdad por el brillo del poder por el poder, el influyentismo, y ganando dinero que no merecen ni suplentes ni propietarios diputados y diputadas del Estado de Baja California Sur.

Hoy en día, el congreso local, es fábrica de nuevos ricos de temporada.

Se dice de temporada, porque son tan balines, que vuelven la mayoría a ser intrascendentes y sin dinero.

Ya veremos, en que termina la incertidumbre sobre legalidad o legitimidad entre la disputa de 13 diputados – MORENA y PT, contra 8 del PAN, PRD, PH, PES y PRI.

Por cierto, ésta última, presentó un documento confuso, según defendiendo el no al juicio político; pero era un remedo de defensa que denota que muy en sus adentros, si quiere seguir de diputada suplente.

Respecto al mencionado juicio político, es un proceso legislativo, amañado, debajo de la mesa, que pretende hacer realidad, por lo que suspira la diputada suplente del PRI: Que sigan las suplencias, hasta el fin de la desprestigiada XV Legislatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s