Medios y Remedios


La infodemia del presidente

Antonio Ceja


Ante el inminente agotamiento de los temas torales del país y su fácil solución, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador vuelve a esparcir una cortina de humo para tratar de distraer a la sociedad pensante del desastre general que mantiene gracias a las equivocadas decisiones que toma junto con su gabinete que lejos de llamarle la atención, le aplaude sus peligrosos caprichos.

Ahora, López Obrador se ha lanzado, junto con el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, a “explicarle” al sabio pueblo de México que las redes sociales son casi una obra del demonio porque “son empresas que gana mucho dinero”; además, días antes de la intervención de Villamil, López Obrador pidió que el “féis” (Facebook) y Twittter den un informe trasparente de los ingresos que tienen con los “bots” demostrando, por enésima ocasión, su ignorancia supina en temas tan básicos como las redes sociales.

Pero a López le salió el tiro por la culata y, de pilón, se dio un balazo en el pie.

López exigió que las plataformas le explicaran “cómo venden publicidad para bots y, además, cuánto dinero ingresa por la venta de esa publicidad”, dijo el mandatario. Pero más tardó el presidente en hacer el reclamo, que Twitter en responderle que, curiosamente, la cuenta @lopezobrador la cual es seguida por 6,980,477 personas, tiene el 56% de esa cantidad repartida en falsos seguidores, es decir, 3,936,989 cuentas son apócrifas. Lo anterior, claro, no significa otra cosa que el presidente opera desde alguna parte, una granja de bots prestos a contrarrestar los señalamientos contra su persona o contra los miembros de la 4t.

Por su parte, la empresa Facebook ni siquiera se ha molestado en responderle al ignorante presidente mexicano porque, simplemente, tiene más y mejores candados de seguridad que no permiten crear cuentas falsas al nivel que podrían operar en Twitter.

En el fondo, el presidente no soporta, le pudre, que los ciudadanos no expresen su alegría por las acciones de la 4t que preside. No tolera López que nadie le dé la contra so pena de mencionarlo en sus “mañaneras” y evidenciarlo, sin prueba alguna, como lo ha hecho con sus adversarios. Por si fuera poco, Genaro Villamil, al igual que el resto de su gabinete, le entran al quite para defender la figura presidencial. Y es que el ex articulista de Proceso, se aventó la gran puntada desde el púlpito matutino, que los mexicanos estamos bajo una “infodemia” de noticias falsas. Villamil, al igual que López Obrador, no quieren darse cuenta que las falsas noticias, los datos sin sustento, las mentiras oficiales, salen, precisamente, de Palacio Nacional todas las mañanas donde se supone que el presidente informa, pero lo que en realidad hace es arengar contra sus adversarios y pitorrearse de las preguntas serias que a veces hacen los reporteros.

Como dato, el 56% de las afirmaciones de AMLO en las mañaneras, son falsas o engañosas; de ahí la paradoja de lo que exigió el presidente a las redes sociales. Más ciego e ignorante no se puede ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s