ABCdario


Por Víctor Octavio García

Calafia Airlines

* Vuelo cancelado


Ayer me compartió un amigo –me reservo su identidad– la odisea que pasó al volar en Calafia Airlines, una areolínea que en lugar de vender boletos oferta fraudes; compró boleto para la ruta La Paz-Ciudad Obregón Son., con salida de La Paz miércoles 25 y regreso viernes 27 de marzo; la primera sorpresa fue que el vuelo de salida lo hicieron en una Cessna Gran Caravan 208 –de las mismas avionetas (guajolotas) que se accidentó en la travesía Hermosillo Sonora-Guerrero Negro en diciembre pasado con saldos fatales–, siendo que el vuelo estaba programado en una aeronave tipo Embraer 145; el mismo día del regreso, es decir el viernes 27, les hablan para decirles que el vuelo se canceló “por culpa del gobierno” –nunca especificaron que gobierno si federal, estatal o municipal– que se posponía para el lunes 30, no dan mayores explicaciones y háganle como quieran dejándolos abandonados a su suerte; la secretaria o empleada que les informa de la cancelación y a la vez de pospuesta del vuelo para tres días después, lo hace un tono déspota y ante los reclamos de quién se haría cargo de los gastos de hotel, transporte y alimentos durante tres días de estancia más en la ciudad sonorense, les repite que le hagan como quieran, que el vuelo es hasta el lunes 30 a las 19; horas y ¡punto!

La mayoría de los pasajeros son derechohabientes del IMSS cuyos gastos de transporte y estancia eran precisamente para tres días o no para seis en los que se alargó su estancia en Ciudad Obregón sin incluir claro está, los gastos de los acompañantes que no lo cubre el IMSS, de ahí que ante tal disyuntiva optaron por trasladarse en camión a Topolobampo Sin., sufragando el traslado con sus propios medios para tomar el barco y trasladarse hasta esta ciudad sin que Calafia Airlines les sufragara los gastos, en más ni siquiera el rembolsos de los boletos de regreso que no utilizaron esgrimiendo la manoseada excusa de que la aerolínea no tiene porqué sufragar los gastos.

No es la primea vez que sucede este tipo de contratiempos en Calafia Airlines, tiro por viaje hay quejas no solo de mal trato del personal sino de incumplimiento del servicio y ¡Aleguéle el ampáyer!, como literalmente desapareció Profeco no les quedo de otra más que interponer sus denuncias ante la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC por sus siglas) en aras de que se le imponga un fuerte correctivo a la empresa que en lugar de vender boletos oferta fraudes.

Ojala la Dirección General de Aeronáutica Civil tome cartas en el asunto e imponga un fuerte correctivo a la irresponsable aerolínea ante las constantes denuncias de decenas de usuarios molestos por el proceder de la empresa y el no hacer nada del gobierno; el solo hecho de imaginarse como se la pasaron y cómo le hicieron los pasajeros varados (derechohabientes del IMSS) al largarse su estancia en ciudad Obregón pagando comida, hotel y costeando sus traslados en camión a Topolobampo y de ahí en barco a esta ciudad con los magros recursos que les da el IMSS da coraje, impotencia, ahora enfrentar la situación fuera de su tierra, peor.

¿Y qué hay que hacer? poca cosa si es que nada, esperar que las denuncias que interpongan ante la Dirección General de Aeronáutica Civil prosperen imponiéndole correctivos a la aerolínea, que les rembolsen el costo de los boletos (venida) que no utilizaron y los gastos adicionales que tuvieron que hacer al cancelarse el vuelo y posponerlo para tres días después difícilmente los recuperaran si es que nunca ante el estado de indefensión que existe ante la desaparición literalmente hablando de la instancia mediadora que existía (Profeco) entre los consumidores y las empresas que venden y ofertan bienes y servicios solo porque al presidente López Obrador se le metió en la cabeza que en Profeco robaban y extorsionaban. ¡Échense ese trompo a la uña!

Un comentario en “ABCdario

  1. Sr. Volón

    Aerocalafia ha despedido a buena parte del personal y a quienes ha dejado laborando los tienen sin sueldo ó en algunos casos con el mínimo pagandoles solo los dias que se presenten.
    Abusivos y ventajosos.
    Deberían demandar a sus dueños quienes se la viven en la abundancia dejando al administrador al mando de todo disponiendo de las medidas comentadas antes para no agravar la riqueza de sus dueños o dueño.
    Hay empleados que están asegurados en imss pero no tienen derecho a contar con vivienda infonavit.
    En cambio, la gasolina que necesitan para trasladarse los trabajadores hasta el aeropuerto, no les queda para lo indispensable.
    Empresario y administrador corruptos.
    Lis vamos a denunciar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s