Digo


Por Vic Villavicencio

Cuando pensábamos que las cosas no podían empeorar en el congreso del estado, resulta que:

Los unos, con clandestinidad y ventaja, destituyeron a los otros y llamaron a sus suplentes.

Los otros, con alevosía y nocturnidad, destituyeron a los unos y llamaron a sus suplentes.

Prometieron que harían historia.

Y lo cumplieron…

Digo

2 comentarios en “Digo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s