Medios y Remedios


La muerte viaja en taxi

Antonio Ceja


Finalmente, y como era de esperarse, la sangre llegó al río con la complacencia de la alcaldesa de los Cabos Armida Castro Guzmán la cual ha dado luz verde a sus subalternos para que los taxistas hagan de las suyas para evitar, alegando competencia desleal, a los trabajadores de las plataformas digitales como Uber y Didi que operan en la zona de Los Cabos.

Javier, un joven dedicado a trabajar su carro bajo la modalidad de Uber, fue presuntamente atropellado de manera intencional por un taxista el pasado 1 de marzo cuando caminaba en la calle y que gracias a una cámara de seguridad se pudo apreciar que su atropellamiento fue intencional y, lo que es peor, celebrado en redes sociales para que ¨mataran más” (choferes de uber).

Amenazas, persecuciones, ataques a la libertad de los turistas a elegir lo que ellos consideren más conveniente y agresiones a los usuarios es lo que ha predominado desde hace más de 1 año cuando entró en funciones el gobierno de Armida Castro Guzmán quien desde un principio hizo caso omiso a los enfrentamientos gestados por los taxistas y en complicidad con los elementos de tránsito, quienes habilitaron a los inspectores de vialidad como Raúl Farías Carrillo para detener a los Ubers alegando su ilegalidad. En uno de los operativos municipales Farías Carrillo le habría hablado por teléfono a un taxi regular porque se había detenido a un Uber con pasaje y como no se quisieron bajar de la unidad particular fueron embestidos por el chofer de una panel que acudió al llamado del inspector provocando lesiones a los pasajeros. Aunque el evento fue grabado no se detuvo al taxista agresor ni se sancionó Farías Carrillo.

La fobia y el odio por las plataformas digitales es patente en los nuevos gobernantes de la 4t como Víctor Castro Cosío y la alcaldesa cabeña Armida Castro. El delegado federal se ha burlado de los usuarios de Uber al llamarlos fifís mientras que la alcaldesa cabeña ha hecho oídos sordos pese al desmadre creado por no poner orden en un asunto que los mismos morenistas han estancado en el Congreso local como la Ley de Movilidad.

Pese a que Los Cabos es un destino turístico de primer nivel, el gobierno de Castro Guzmán lo ha tornado peligroso para los miles de visitantes por la negligencia y terquedad de no ver que su municipio requiere de la diversidad en materia de movilidad y no ha querido meter las manos para frenar las agresiones diarias de los taxistas que ya cobraron una víctima mortal por pelear el mercado de pasajeros.

Hasta hoy, las plataformas de Uber operan sin problemas en La Paz y Loreto, dos polos turísticos importantes mientras que Los Cabos mantiene un clima tenso y riesgoso no solo para los trabajadores privados sino para los turistas que vienen a gastar sus dólares pero que sus vidas podrían estar en riesgo por la cacería que hacen los taxistas que, con tal de bajarlos de los carros de Uber, son capaces de embestirlos o de cazar a los choferes poniendo en riesgo su vida como venganza avalada por la autoridad municipal cabeña.

¿Hasta cuándo se pondrá orden en Los Cabos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s