Medios y Remedios


Punta Prieta: más contaminación

Antonio Ceja

La agenda verde y de movilidad que está implementando el alcalde de La Paz Rubén Gregorio Muñoz Álvarez es, sin duda alguna, una excelente estrategia donde el tema del calentamiento global es una seria preocupación a nivel mundial y donde países enteros han adoptado medidas para mitigar la crisis ambientan que azota principalmente a las grandes naciones del mundo.

Pero, definitivamente, no se puede ganar la guerra solo.

La siembra de 50 mil árboles a lo largo y ancho del municipio paceño y la implementación de generar energía fotovoltaica aprovechándola fuerza del sol, son, definitivamente, acciones que deben reconocerse pero que al largo plazo, solo se obtendrán beneficios específicos de poco impacto, y es que, los árboles que logren prosperar -15 años en promedio- pueden ser mermados por los fenómenos naturales mientras que el uso de energía solar para satisfacer las necesidades energéticas de las oficinas de la avenida de Los Deportistas se reduce a un espacio público pequeño pero no de alcances sociales.

Rubén Muñoz sabe y entiende que es necesario adoptar medidas ambientales más específicas, pero hacerlo implica un costo político que no está dispuesto a correr y meno, cuando su archienemigo Víctor Castro está a un paso de quedar fuera de la jugada electoral.

De entrada, es una exigencia social la renovación y reestructuración del transporte colectivo, un servicio monopolizado por caciques que se niegan a realizar cambios en su vetusta y contaminante manera de trabajar y se niegan, mediante amenazas, a detener su servicio ante el avance de las plataformas digitales y la inclusión de más autobuses de la empresa Águila. Otro rubro que está operando con insistencia la administración de Rubén Muñoz es el uso de la bicicleta, pero, hasta ahora, solo ha logrado construir –y la gente a destruir- una ciclo vía recreativa que no funciona para la estrategia de movilidad además de que las temperaturas elevadas hacen del uso de la bicicleta un verdadero martirio.

Pero apenas ayer, se dio a conocer que la CFE que encabeza Manuel Bartlett a través de un TW del alcalde, que la empresa de clase mundial enviará a Punta Prieta una barcaza donde se monta un generador de ciclo combinado que usará invariablemente diésel o gas natural, siendo, ésta última opción, la menos contaminante y la más barata. Pero la cosa no parece tan sencilla: la barcaza se anclará frente a los generadores de Punta Prieta y para que sea utilizada usando gas natural, la CFE tendrá que invertir varios miles de millones de pesos no solo en infraestructura para almacenar el gas sino que, presuntamente usará más diésel porque ya existen los tanques de almacenamiento –usados para el combustóleo- donde podría descansar el diésel el cual es mucho más costoso que el combustóleo y contamina cuatro veces más que la gasolina pero gastan menos litros/hora. En pocas palabras, la barcaza que botarán frente a Punta Prieta tiene tres inconvenientes:

El elevado costo de una nueva infraestructura para usar gas natural.

No será suficiente para abastecer las necesidades de la capital del estado y mucho menos al resto del territorio y La contaminación se duplicará en la zona de la bahía de La Paz.

Ante este panorama desalentador, al alcalde paceño no le queda de otra que creer lo que le dijo Manuel Bartlett y supone, según escribió en un TW ayer, que la barcaza tiene la “ventaja” de ser de ciclo combinado –diésel/gas natural, pero omite que, para que la generación de energía sea más limpia, la CFE de ninguna manera invertirá cientos de millones de pesos en infraestructura para almacenar gas natural –más limpio y 2 veces más barato- por lo que la “nueva” planta usará diésel 8 de cada 10 veces.

Expertos en energía como Gonzalo Monroy (https://encuentroenergia.mx/speakers/gonzalo-monroy/) destacan la inviabilidad de anclar la barcaza de segunda mano en Punta Prieta y lograr el objetivo de soportar la demanda energética en los meses pico además de la multiplicación de la contaminación de la bahía de La Paz.

Bajo ese panorama, a Rubén Muñoz le urge explicarle a Manuel Bartlett y al mismísimo presidente de la república que Baja California Sur es todavía un estado con playas, aire y tierra limpia y que La Paz, que él llama “de la esperanza” no necesita más elementos contaminantes e inviables, en su lugar, debe exigir que se adopten políticas viables a largo plazo en su novel administración dejando las bases, en coordinación con el ejecutivo estatal, de un auténtico proyecto de energías sustentables a largo plazo y no tratar de gana la guerra solo buscando un aparente protagonismo personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s