Medios y Remedios


Víctor vs Rubén: hay tiro

Antonio Ceja


La lucha intestina que se rumora existe entre el alcalde Rubén Muñoz Álvarez y el delegado de programas federales Víctor Castro Cosío (El Puchas) está tomando otro nivel luego de que el edil paceño acusara a “otro proyecto político” de las acusaciones de presunta corrupción al interior del ayuntamiento paceño.

La pelea, donde las partes involucradas tienen, sin duda partes desiguales debido a que el alcalde es el más débil por su posición y donde “El Puchas” maneja hilos más sólidos, viene a demostrar que la implosión de Morena terminará en un desastre… a menos que se llegue a un acuerdo de alto nivel y donde, seguramente, uno de los contrincantes quedará en el camino lamiéndose sus heridas o, en el peor de los casos, terminen desgastados ante la sociedad paceña.

La bronca que se traen “El Puchas” y el alcalde paceño Rubén Muñoz radica en las aspiraciones de ambos para llegar palomeado por su partido en el 2021 y contender por la gubernatura; ambos, desde luego, se sienten con derechos –igual que la alcaldesa de Los Cabos Armida Castro- aunque los mismos, lamentablemente, son por las lisonjas y pretensiones insanas de todos ellos porque, en el papel, sus desempeños no han sido los más destacados y brillantes.

La declaración de guerra se dio apenas ayer al término de la sesión de cabildo donde un reportero de Telemar cuestionó al alcalde Rubén Muñoz sobre los presuntos actos de corrupción de su administración “los cuales usted ha minimizado” le dijo el periodista. Como respuesta, el alcalde, visiblemente molesto, dijo que “los ataques y acusaciones vienen de otro proyecto político acusando al reportero de ser empleado de “El Puchas”.

Y es que, en una nota de Tribuna de La Paz, firmada por el mismo reportero que preguntó sobre los presuntos actos de corrupción ( https://tribunadelapaz.com/revela-ex-director-de-zofemat-la-paz-sobre-su-baja-me-negue-a-firmar-una-nomina-de-hasta-900-mil-pesos-cuando-solo-es-de-120-mil/) , el ex jefe de la oficina de la ZoFeMat Víctor Martínez de Escobar y uno de los 12 trabajadores despedidos por el alcalde hace unas semanas, acusó al alcalde paceño de promover presuntos actos de corrupción en al avalar pagos de casi 1 millón de pesos en nómina de personal a su cargo cuando en realidad, según explica el ex funcionario, el monto no superaba los 120 mil pesos además de señalar presuntas irregularidades en el pasado carnaval paceño.

La guerra entre El Puchas y Rubén Muñoz apenas está tomando forma y se espera que las tácticas y estrategias para contrarrestar al enemigo se vuelvan más finas pero a un costo donde el único perdedor es la comuna paceña ante la debilidad institucional que causará este pleito innecesario, especialmente, porque ambos personajes no tienen más de un año en funciones y ya andan pensando en cargos públicos superiores cuando en el papel no han realizado lo que se dice, un trabajo que avale dichas aspiraciones.

Pero, mientras son peras o manzanas, en el pleito entre El Puchas y el alcalde Rubén Muñoz, sin duda alguna “hay tiro”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s